Archives for noviembre 2012

Obligación moral del papá

Muchas veces hablo con madres solas que no reciben una ayuda económica del padre de sus hijos y proveen solas al mantenimiento del niño.

 

En estas conversaciones, estas mamás me explicaban que, según su punto de vista, dar dinero por el mantenimiento del niño es una obligación moral del papá.

 

Vamos a analizar mejor qué es una obligación moral: sentimos una obligación moral cuando percibimos una necesidad objetiva en una persona que necesita nuestra ayuda.

 

Las obligaciones morales son diferentes en cada persona según el grado de implicación en la relación con la persona que necesita ayuda.

 

Y esta sensación tenemos que sentirla sin presiones exteriores.

 

Muchas veces, en la relación entre la mamá que cría sola y el papá de su pequeño, se crean una tensiones que llevan a menudo a peleas (lamentablemente muchas veces, a la vista de los niños) porque el papá reconozca la obligación moral de pasar a la madre dinero para el mantenimiento del niño.

 

Una obligación moral que, como ya he dicho, cada cual tiene que sentir de manera libre y que nadie puede inculcar a otro, ni con chantajes ni con amenazas.

 

Por esto me parece muy importante, si de veras creemos que contribuir en el mantenimiento debe ser una obligación moral del papá, probar a tener una relación positiva con él, olvidarnos de las cosas pasadas, probar a entender sus razones … y ayudarle a entender las nuestras y la de nuestros hijos.

 

En una palabra: hablar sinceramente, eliminado los rencores.

 

Puede que el papá de nuestro hijo comprenda y pueda ayudarnos en el mantenimiento, por lo menos un poco, o puede que no entienda igualmente nuestras razones.

 

En el primer caso podemos aceptar toda la ayuda que nos viene.

 

En el segundo caso debemos aceptar las razones del otro aunque no la entendemos.

 

Sé que es duro pero DEBEMOS HACERLO, en primer lugar y más importante por nuestros hijos y por nosotras mismas .

 

 

 

 

Reseña de libro: El poder del discurso materno

Hoy quiero hablar de otro libro de Laura Gutman que acabo de leer y que ya he emprestado a  una amiga 🙂

El libro que te aconsejo hoy es : PODER DEL DISCURSO MATERNO que para mí es el justo seguito de Crianza (Parenting (rba-Practica))

En este libro Laura Gutman nos pone ejemplos de exploración de biografía humana, ejemplos de personas que han acudido a su centro en Buenos Aires.

De esta manera, leyendo las diferentes situaciones, en la que nos reflejamos más o menos, podemos emprender nosotras mismas la exploración de nuestra infancia y detectar el “yo engañado”

 

El libro que aconsejo REALMENTE porqué hondonar en nosotras mismas puede ser muy muy difícil…

Leemos entonces unos ejemplos de vidas, de problemas, de experiencias parecidos a los nuestros que puedan ayudarnos a aclarar las vivencias que no recordamos de nuestra infancia.

 

Además, en la primera parte del libro, Laura Gutman, nos lleva dentro de su institución en Buenos Aires y en particular dentro de su escuela , donde forma terapeutas para su centro Crianza.

Para estar conscientes de como se preparan estos excelentes profesionales para realmente AYUDAR  a las personas que acuden al centro.

Un camino interior que ve, como primeros pacientes, los mismos terapeutas.

Una vez más Laura Gutman nos sorprende, nos ayuda y nos anima a excarvar dentro de nosotras mismas, donde nos duele, para resolver REALMENTE nuestros problemas.

 

Empecemos a hablar de la Navidad


No sé si soy yo que vivo fuera del mundo real (jeje) o si la gente está perdiendo siempre más el respeto a los niños, o si la hipocresía ya se ha comido el mundo entero o que …

 

Bueno, la cuestión es que nos acercamos a la Navidad y todos empiezan a hacer planes, así que hoy una mamá se quejaba, y a mucha razón, de las Navidades de etiqueta y de cuanto no le gustan ni a ella, ni a sus hijos.

 

– Este año – me decía – en casa en pijama y de cena chocolate con churros-

 

Muy bien ha sido mi respuesta y claro, miradas de reproches de las demás.

 

Pero para mí la Navidad es un momento de encuentro, de amor, de cosas sencillas y placenteras, de conexión entre las personas de la familia. 

 

Claro que esta conexión debería darse cada día, pero los niños van al colegio, los padres trabajan y siempre menos a menudo tenemos tiempo para estar realmente con nuestra familia, a nuestro gusto y a gusto de los niños.

 

Aprovechamos entonces la Navidad para estar como decía la vecina, en pijama y comiendo chocolate con churros, y también manchándonos pero sin broncas, y también saltando pero sin malas miradas, y también bailando pero sin pasos establecidos.

 

Aprovechamos este día que SIGNIFICA AMOR para estar a gusto con nosotras mismas y con nuestros hijos. 

 

Tanto hablar de paz, de amor, del significado de la Navidad y luego … nos apretamos dentro de unos vestidos caros que NO se pueden manchar, obligamos a nuestros hijos a estar sentados por horas a la mesa familiar, comemos y comemos y nos hinchamos de comer, hacemos unos regalos muy caros … claro, más caros de los de la tía o de la sobrina ….

 

Este día de amor se trasforma en hipocresía, en falsedad, en actos para quedar bien. 

 

No estoy de acuerdo, yo también como la vecina pasaré la Navidad en casa, en pijama y lo mismo también yo cocinaré chocolate con churros … porque a MÍ me gusta estar así y a mis hijos TAMBIÉN.

 

 

 

 

Soy peor madre si …¿limito a mi hijo?

En primer lugar me gustaría aclarar que limitar no siempre es malo.

La vida misma tiene sus límites, físicos y morales.

 

El punto está en establecer estos límites. 

 

Ya escribí un post sobre los límites respetuosos, pero hoy quiero hablar a las madres, de como nos sentimos cuando limitamos…: MAL

 

Claramente nos sentimos mal, el niño quiere algo que no puede coger o hace algo que no puede hacer y nosotras tenemos que limitar.

 

Pero limitar en este caso no tiene connotación negativa sino que es sinónimo de enseñar unas reglas de buen vivir, reglas morales y físicas en la que se rige nuestra sociedad.

 

Limitar no es bloquear el aprendizaje sino permitir un aprendizaje consciente.

 

Como madres debemos llevar a nuestros hijos a comprender el porqué tiene limitada esa cosa o esa actitud.

 

Limitar es explicar y explicar, hablar, y no cansarse … hasta que el niño aprende una regla que le permitirá vivir bien con otras personas.

 

No estamos impidiendo aprender a nuestros hijos sino que  estamos enseñando la conciencia de vida, con sus limitaciones positivas. 

 

Los límites se transforman en negativos cuando impiden el correcto desarrollo del niño, cuando son límites impuestos o sin sentido.

 

Entonces, SEIMPRE, a la hora de limitar a nuestros hijos, tenemos que cuestionarnos si el límite que queremos enseñar es correcto, es positivo, ayuda al crecimento psicológico sano …. o si sólo es fruto de las aspectativas que tenemos sobre nuestros hijos y de nuestros proprios miedos y problemas interiores.

 

  

 

Analizamos este y otros temas más en profundidad en el Grupo DepurAlma DepurVida

 

 

 

 

Controles en el embarazo

Este post sale de la experiencia de una mamá, en ningún caso puede ser tomado como referencia médica.

 

Esto es lo que tengo que poner, hablando de controles médicos en el embarazo: cada cual tiene sus reglas, sus ideas y sus estereotipos.

 

Yo no he hecho muchos controles en mis embarazos … pero estaba tranquila.

 

¿Qué quiere decir una cosa con la otra?

 

Que muchas veces los controles médicos se resumen en:

 

  • broncas a las madres que no hace bien … algo, cualquier cosa que ese médico en concreto no vea bien
  • malos despertares para llegar pronto a hacer las análisis, sin comer nada …. claro, como si las embarazadas no tuviéramos siempre hambre
  • estrés para la madre que debe someterse a pruebas que muchas veces ignora y demás no es tratada con respeto.

 

Cuando estaba embarazada de mi niña, me replantee el sistema médico y me pregunté que hacían las madres hace sólo dos generaciones… ¿tenían controles médicos en el embarazo?

 

Los primeros controles médicos y las primeras ecografía, claramente de pago, se empiezan a ver a principio de los años 70: una sola ecografía en todo el embarazo.

 

Con el tiempo, y el descubrimiento de muchas enfermedades del feto y enfermedades que se trasmiten con la sangre, los controles se hacen siempre más numerosos.

 

Claramente estos controles médicos sirven para salvar vidas, nadie lo duda.

Pero también tenemos que ser conscientes que actualmente necesitamos los controles médicos para vivir un embarazo tranquilo.

 

Antiguamente, ninguna mujer sabía nada de su hijo hasta que nacía, indudablemente había muchas muertes, pero también había más madres que sabían escucharse a si mismas.

 

Había matronas, por supuesto, mujeres sabias que ayudaban a la madre a sentir sus emociones, sus cambios y sus dolencias.

 

También las madres veían y participaban a menudo en embarazos y partos de otras mujeres de la familia, por no hablar de los embarazos de animales en la granjas.

 

Es decir, una mujer que se quedaba embarazada, sabía, más o menos, a lo que se enfrentaba y tenía el apoyo de otras mujeres.

 

En la época actual hemos perdido ese contacto con más embarazadas, hemos perdido la conciencia social del embarazo… hemos dejado de escuchar la voz de nuestro cuerpo porque muchas veces calmamos nuestras dolencias con fármacos químicos y …. no sabemos más que hacer cuando estamos embarazadas … nos vemos perdidas.

 

Por esto ahora están los controles médicos, pinchazos, pruebas, análisis, ecografías que remplazan los consejos, ánimos, exploraciones interiores, toma de conciencias corporales, que nos trasmitían la sabiduría de las mujeres  que SIEMPRE, a lo largo de siglos, han sostenido los embarazos de las madres.

 

A todo estos, los controles médicos me parecen bien, siempre y cuando se respeten estas 3 reglas:

 

  • cada mujer sea bien informada de las pruebas que tiene que hacer, para que sirven, en que afectan, …
  • cada mujer pueda eligir por si mismas a cuales pruebas se quiere someter
  • cada mujer sea tratada con el cariño y la comprensión que se merece

 

Lo demás me parece violencia, metodología irrespetuosas y agresivas que van en contra del sentido mismo del embarazo.

 

¿Soy dura? … Este blog es lo que YO pienso.

 

Según mi punto de vista, cada mujer debería valuar bien los controles médicos a lo que quiere tener en el embarazo, no someterse a un sistema rígido que no tiene en cuenta la individualidad de cada mujer, de cada embarazo, de cada caso.

 

Porqué el embarazo es NUESTRO y debemos ser respetadas en este período tan especial de nuestras vidas.

 

¿Vives con tu marido por comodidad?

Sigo hablando y escuchando las consultas de mamás que viven con un compañero que no las respeta, que la maltrata a nivel psicológico, que la denigra.

 

Hace dos semanas hablé de una de las escusas que muchas de esas mamás se ponen a la hora de terminar con una relación nociva, para ellas y para sus hijos. ¿Vives con tu marido por tus hijos?

 

También noto otras escusas, que vienen intrínsecas a la anterior, … sí, eso son, ESCUSAS que nos impiden deseraizarnos del machismo que llevamos a cuesta desde generaciones y probar a vivir una vida libre.

 

Muchas de esas madres que aún viven en una situación de maltrato lo hace por COMODIDAD. 

 

Suena duro decirlo así pero es real.

 

Comodidad a nivel físico, a nivel moral, a nivel emocional….

 

Comodidad a nivel físico porque siempre tienen alguien allí, alguien que las lleva a hacer la compra, alguien que la ayuda con las bolsas y a cambiar una bombilla, alguien que se encarga de las cosas de hombre en la casa.

 

Comodidad a nivel moral porque tiene una vida normal, viven en pareja, con el padre de sus hijos, tiene una vida bien vista, sin problemas familiares, por ejemplo con los suegros o con su propria familia.

 

Comodidad a nivel emocional porque se acostumbran a los chillidos, a los reproches, a los maltratos y ven en ellos AMOR. … Me viene la piel de gallina en decirlo, pero es cierto.

Están seguras a nivel emocional porque YA conocen su maltratador y como entienden que el AMOR es así, tienen miedo porque saben que su siguiente compañero también la maltratará pero será un desconocido, más que nada para sus hijos. Te hablaré mejor de esto en el post de la próxima semana.

 

Y para mantener todas estas comodidades, siguen denigradas y sumisas.

 

Pero PUEDEN vivir una vida mejor.

 

Sólo tienen que arremangarse las mangas y probar a salir del hoyo de la violencia. 

 

Aprender muchas cosas nuevas, cosas que nadie nos ha enseñado porque eran trabajos de hombre, a conducir por ejemplo.

 

Pensar en nuestra vida libre de malos tratos, cambiar la mentalidad machista que nos quiere con un hombre al lado.

 

Hablar de manera sincera con las personas a nuestro alrededor porque nos apoyen, concienciar de nuestra decisión, buscar ayuda para salir de la situación.

 

Y aprender a AMAR, amar sin chillidos, amar sin violencia, amar sin gritos…

 

Aprender a AMAR cada día, cada momento.

 

Si tienes unos hijos al lado, aprende con ellos el verdadero significado de la palabra AMAR.

Debes darte cuenta que lo que recibes de tu compañero no es AMOR, sino sólo un sentimiento de posesión.

 

Aprende a AMAR la vida libre de sumisión.

 

 

Está detrás de esa puerta … sólo tienes que tener el coraje de abrirla.

 

 

¿Es tan importante el dinero?

Hablo con muchas madres solteras, en la web y de manera presencial y uno de los problemas principales de estas madres es la aportación de dinero de parte del padre.

 

Realmente es un problema que afecta a muchas madres, que a menudo están nerviosas, enfadadas, tristes a causa del dinero que debería dar el padre, una aportación que la mayoría de las veces no llega a tiempo, o no es la pactada, o no es suficiente ….

 

Es un gran problema necesitar un dinero y pensar que lo tendremos, hacer planes con él y … no tener nada … : a razón muchas mamás están enfadadas.

 

Personalmente pienso que el punto está en replantearnos los conceptos machistas con los que hemos sido criadas, conceptos que querían la mamá en la casa y el papá trabajando y manteniendo a sus hijos.

 

Esta puede ser una situación normal, si la pareja vive una vida feliz y una relación estable, pero si la familia es diferente, si la madre cría sola y no tiene una buena relación con el padre, probablemente debería replantearse el valor del aporte del papá.

 

¿Necesitamos tanto ese dinero? 

 

¿Lo necesitamos aún a cuesta de enfados, problemas, nervios, peleas? 

 

De mi punto de vista, podríamos probar a vivir con menos y a sentirnos mejor.

 

¿Nuestra sonrisa, nuestra felicidad, y de consecuencia la felicidad de nuestros hijos, merecen borrarse por algo tan vil como el dinero?

 

Ya sé que el dinero hace falta … pero necesitamos muy poco dinero para vivir felices.

 

La felicidad está en la sonrisa de nuestros hijos y nuestra propria estabilidad emocional. 

 

 

Aquí algunas ideas para vivir con menos con niños pequeños:

 

  • comprar ropa de segunda mano
  • intercambiar ropa con otras mamás
  • tener la ropa justa que necesitamos
  • comprar verduras, carnes y pescados en envases grandes (más baratos) y consumir con calma o congelar
  • cocinar grandes comidas y congelar en porciones
  • aprovechar TODO

 

 

Probamos a vivir con menos y a ser más felices al lado de nuestros hijos.

 

 

Reseña de libro: Aprender a vivir con niños

Hoy quiero hablar de otro libro de Rebecca Wild, educadora y fundaodra de la escuela “libre” Pestalozzi.

 

Aprender a vivir con niños: Ser para educar
es un libro básico para todos los padres que quieren encontrar el equilibrio justo en la educación de sus hijos.

 

Muchas de nosotras han recibido una educación en la que nos venían prohibidas muchas cosas, como contrapartida, a veces, damos a nuestros hijos todo lo que ellos piden

Ninguna de estas dos actitudes es la correcta por un desarrollo psicológico sano del niño.

 

Es muy importante fijarnos en como son los niños en realidad y no intentar moldearlos según nuestras expectativas.

 

Para educarnos como padres, descubrir que estamos criando personas nuevas, diferentes a nuestras necesidades y deseos.

 

Y educar y ayudar a nuestros hijos a descubrir su propria libertad personal.

 

 

 

 

¿Niños más débiles que otros?


Estamos a las puertas del invierno y hay muchos niños enfermos: mocos, toses, gastroenteritis, virus varios que los niños se contagian uno a otros.

 

Pero tengo una duda que quiero compartir aquí.

 

Aquí en el vecindario hay más familia con niños: vivimos más o menos todos de la misma manera, nuestras casa son más o menos todas igual de calientes, comemos más o menos lo mismo, nos vestimos más o menos igual y todos los niños van al mismo colegio.

 

Así que lo normal sería que se enfermaran todos igual ¿no?

 

Pues NO.

 

Hay niños que se enferman poco, tienen mocos unos días y luego se curan y niños que llegan a neunonias y a problema pulmonares graves.

 

¿Unos niños son más débiles de otros?

 

Puede que sí, pero personalmente pienso que influyan 2 factores principales:

 

  • la costumbre de curar con antibióticos : que hace que el cuerpo de nuestros hijos esté cada vez más acostumbrado a los químicos.

    Si curamos a un niño con antibióticos desde pequeño, usándolo muy a menudo, impediremos que se desarrollen los anticuerpos naturales del pequeño cuerpo.

    Cada vez tendremos que curar con antibióticos más fuerte porque el cuerpo ya no reacciona a las medicinas normales, ya que está ACOSTUMBRADO

     

  • la falta de mamá: lamentablemente, hay niños que tienen su mamá al lado sólo si se enferman.

    Cuando están enfermos, mamá lo lleva al médico, sólo, sin los hermanos, cuando están enfermos la madre lo abraza y practica colecho, cuando están enfermos la madre está a su lado.

    Entonces, para tener a su mamá al lado … ENFERMAN.

 

Pienso que si dejamos que los niños, desde bebés, estén libres de desarrollar sus proprios anticuerpos naturales y que si maternamos lo suficiente, nuestros hijos estarán más sanos.

 

¿Tú que opinas?

 

¿Con qué juegas en tu casa?


A menudo vienen a jugar a casa otros niños, a veces hacemos cosas juntos, pero la mayoría del tiempo los niños hacen pandilla entre sí, revuelan todos los juguetes y inventan juegos, uno detrás del otro.

 

Un momento son piratas, dentro de dos minutos son maestros y en dos más están haciendo una comida de plastilina.

 

Juegan, desarrollan, usan la fantasía y están libres de hacerlo, ya de mi lado, que no pido siempre estar en sus juegos, ya desde ellos mismos, porque tienen la libertad de desarrollar la fantasía.

 

Noto una gran diferencia entre los niños que están acostumbrados a jugar así y los niños que no saben jugar.

 

Llegan aquí, se miran alrededor, miran mis hijos, con sus disfraces y sus construcciones y no saben que tienen que hacer.

 

Piden mi atención y yo se la doy porque noto una falta pero realmente no es justo, estos niños deberían jugar con los míos, no estar pegados a mí.

 

Y a veces le pregunto – ¿Con qué juegas en tu casa?– y la respuesta es invariablemente :

 

  • tele
  • peli
  • ordenador

 

¿Y dónde queda el desarrollo de la fantasía?

 

¿Dónde queda si el niño sólo esta frente a una pantalla?

 

¿Estos niños no tienen juegos?

 

Claro que los tienen… pero tienen algo que le divierte mucho más: estar pegados a una pantalla a ver dibujos o hacer lo que un programa diga …

 

Pienso que como madres conscientes deberíamos poner unos límites a estas actividades, no por ser las malas… sino para que el niño aprenda a ser feliz desarrollando y jugando.

 

Pero, claro, no podemos prohibir la tele y el ordenador a los niños y pretender que aprendan a jugar con otras cosas, solos y así, de un día a otro.

 

Este es un cambio que deben hacer con nosotras a su lado.

 

No sólo viendo que hacen los niños, sino jugando con ellos, re-descubriendo nuestro lado infantil y divertiéndonos junto a nuestro hijo.

 

¿Tu hijo con que juega cuando está en casa con otros niños?

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies