7 Errores al usar un fular

Hoy te cuento algunos de los errores más comunes al usar un fular.

Errores comunes al usar el fular

Un fular es un portabebés muy versátil debido a la gran posibilidad de nudos que ofrece, la variedad de modelos y tamaños diferentes para adaptarse a cada porteador y a cada necesidad.

Algunos de los errores que ocurren con el uso del fular son:

-No elegir bien el fular: siempre debes pensar en el clima de la zona donde lo vayas a usar y tener claro que en determinadas estaciones como puede ser el verano te va a dar calor. Si es un tejido grueso te va a dar más calor, pero hay algunos que en su composición añaden cáñamo resultando muy fino y fresco en verano y cálido en invierno, por las propiedades termorreguladoras del cáñamo..

-La medida del fular: valorar si se va a usar para varios nudos o para un nudo concreto, si es tu primer fular puedes adquirir el tamaño estándar 4,60 o 4,70 dependiendo del fabricante y después si te gusta tener otras medidas.

-El nudo elegido: debes conocer como usar tu fular adecuado a la edad de tu bebé para sacarle el máximo partido, si eliges un nudo que no te resulte cómodo o sea muy difícil te costará más usarlo porque será algo que se hará pesado para ti, te puedes poner nerviosa y transmitir de forma inconsciente todo eso a tu bebé acabando los dos nerviosos y sin querer volver a ver el fular.

-La tensión y la postura: si no vigilas la tensión el fular te puede quedar flojo y no vas a llevar una postura adecuada, al no haber suficiente tensión el bebé se puede descolocar y no ir cómodos ni tu bebé ni tu. Vigila siempre la tensión y si es necesario vuelve a ajustar y colocar las veces que sea necesario mientras lo uses.

-El bolsillo: hay ocasiones en las que no haces un buen bolsillo y esto puede dar lugar a que tu bebé se caiga. Hacer el bolsillo necesita práctica y asegurarse siempre de que está bien hecho para evitar sustos innecesarios. En algunos nudos se refuerza el bolsillo con una cruz por encima pero hay que saber hacer bien el bolsillo.

Errores con el uso del fular

-Falta de seguridad y confianza: es normal sentirse insegura al principio ya que es algo nuevo y requiere  práctica para sentir una cierta confianza que haga que todo sea más fluido y sencillo.

-El momento de empezar a usarlo: a veces nuestras ganas nos impiden ver que nuestro bebé no está en el mejor momento para empezar, el cansancio, el hambre, una mala noche, un pañal mojado. Por ello elije siempre un momento de tranquilidad y relax para ambos para empezar a practicar de esa forma todo será mas tranquilo y relajado.

 

¿Has usado un fular alguna vez?

¿Ha habido algo que te impidiera seguir usándolo?

Te invito a compartir tu experiencia

 

 

 

 

Autora:

Foto cara1Soy Julia Bernal, auxiliar de enfermería, instructora de porteo y mamá de una familia numerosa.

La maternidad hizo despertar en mi la búsqueda de una maternidad basada en las emociones, de una crianza diferente, basada en el contacto, el apego, la cercanía, el respeto y dejando que el instinto siguiera su curso natural ya que nunca nos engaña.

Cuando asesoro a mamás y bebés se crea una sinergia especial en la que siempre enseño, aprendo y comparto lo cual hace que disfrute con lo que hago que es ayudar a otras mamás y bebés a encontrarse a conectar y disfrutar juntos este camino, a encontrar una forma diferente de acompañar a tu bebé en su aprendizaje

Te invito a visitar mi blog:  http://crianzaycontactoemocional.com/  donde puedes encontrar información y te puedo ayudar con tus dudas de porteo.

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies