Aprendizaje divertido

 

Los viajes son un bonito momento para que los niños aprendan cosas nuevas, no sólo lugares o costumbres diferentes, sino también las actividades del día a día, estas actividades que en casa se hacen “solas” pero que en viaje requieren un poco más de organización.

Así que mis hijos durante este viaje han aprendido a lavarse sus proprias ropas.

Lavar la roba, algo tan fácil y usual que no tiene nada de especial en casa donde se mete en la lavadora, se puede convertir en un juego durante un viaje ya que aquí en España no hay lavadoras a monedas (una estupenda idea para un negocio que seguramente funcionaría genial)

 

El punto está en saber convertir el aprendizaje en algo divertido, en un juego que los niños quieran practicar y no quedarse con el lado aburrido de la tarea.

 

Y como ves en la foto aquí abajo … lo hemos hecho y lavar la roba ha sido un juego muy bonito.

lavando ropa

Simplemente nos hemos arremangado (o quitado) el pantalón y hemos aprovechado para pegarnos una refrescada en el río, logicamente hemos lavado con un jabón natural para no dejar contaminantes, frotado en las piedras del río y estrujado.

Nos hemos divertido mucho, especialmente estrujando mis robas que, por ser más grandes, necesitaban ser estrujadas entre 2, dandole vueltas.

Mis hijos han aprendido así a lavarse la roba, algo que le servirá seguramente y que, en lugar de verlo como una tarea aburrida, para ellos ahora es un juego que quiere volver a jugar.

 

 

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies