Damos al bebé lo que NECESITA

 

¿Por qué un bebé debería dormir solo? ¿Por qué debería tragar tantos gramos de leche cada tantas horas y .. claramente … no quejarse cuándo intentamos meterle a la fuerza unos alimentos que no son los realmente indicado para su edad?

Actuando así ¿contestamos las necesidades reales del niño … o sólo nuestras proprias expectativas personales?

 

Nace el bebé y lo tenemos todo controlado: una habitación bonita con muchos accesorios de moda y colore suaves, unos peluchitos que harán compañia al bebé, unas ropitas bonitas con muchos botoncitos porque nuestros hijos parezcan muñecos, biberones y leche de formula, nunca se sabe, lo mismo le falta alimento, y muchos muchos más accesorios que las modas han hecho creer a las madres que necesitamos.

 

Pero todo el sueño rosa se convierte pronto en una pesadilla, el bebé llora en la habitación bonita, aparta lo peluches, vomita las ropitas y nada, NADA, es como lo habíamos pensado…

 

Y allí llega el problema: Cómo lo habíamos pensados NOSOTRAS : como madres, como personas, como ADULTAS.

 

El bebé piensa de manera completamente diferente. 

 

El bebé piensa que su lugar es a lado de mamá, no le importan los accesorios y los peluches, menos las ropitas con que lo vestimos ….

 

El bebé SÓLO piensa que debe estar al lado de su madre.

 

NADA le convencerá a estar solo.

 

El bebé llorará, llorará, llorará y las noche se convertirán en un infierno.

 

Hay niños que se rinden, duermen pero no olvidan, esto es muy importante, otros, pequeños no se rinden fácilmente, que las prueban todas….

 

Puertas cerradas, cunas altas, refuerzos y niños que se caen intentando salir, escapar de esa prisión que sus mismos padres, lo seres de más deberían quererle en el mundo, han creado para él.

 

Por no hablar de la comida.

 

El bebé ha vivido en el vientre de su madre 9 meses recibiendo alimento en el momento en que lo necesitaba.

 

El bebé piensa que debería seguir igual, pide alimento a su madre y la mamá le ofrece su propria leche.

 

Pero no, el bebé ya se ve sometido a unos horarios que no entiende y que no son naturales para él.

 

A una comida que no es la indicada, en unos tiempos que no son los indicados ….

 

Y allí los bebés con cólicos, con problemas gastrointestinales y demás.

 

Damos al bebé LO QUE NECESITA y tendremos muchos menos disgustos, nosotras mismas pero más que nada nuestro hijo, esa pequeña vida que nos hemos comprometido a crecer de manera sana.

 

Olvidamos nuestras proprias expectativas. 

 

Recordamos que estamos creciendo una vida NUEVA, un ser humano que tiene sus proprios deseos y que tendrá su proprio crecimiento y hará su proprias elecciones.

 

Ayudamos entonces a nuestros hijos a ser ellos mismos, dándole desde el primer día respeto y compresión, satisfaciendo su necesidad básica : EL CONTACTO MATERNO.

 

Ahora ya NO es importante lo que NOSOTRAS queremos, sino lo que el NIÑO necesita. 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies