Enseñar la violencia domestica

 

Todas nosotras queremos que nuestros hijos no se conviertan de mayores en adultos maltratadores, todas nosotras queremos que nuestras hijas no se conviertan en victima de maltrato domestico. ¿Pero cómo llegar a trasmitir esta enseñanza?

no enseñes la violencia domestica a tus hijos

 

Enseñar la violencia domestica a nuestros hijos es cuanto de más pernicioso podemos hacer por la salud mental, actual y futura, de niños y niñas.

 

Una vez más estamos llamadas como madres a prevenir cualquier actitud o situación que pueda enseñar a nuestros hijos la violencia en el ámbito familiar o, hiendo mas hondo, los conceptos machistas en general.

 

Muchas veces no nos damos cuenta porque algunos de estos conceptos tan TAN arraigados en nuestra sociedad que sin quererlo ya estamos enseñando a nuestros hijos la violencia machista, ya estamos enseñando que hay una gran diferencia entre hombres y mujeres, que los hombres deben ser fuertes mientras las mujeres pueden permitirse llorar, que las mujeres deben ser guapas y delgadas …

 

Miles, miles de conceptos con lo que los medios nos bombardean y que, si bien a nuestros ojos pasa desapercibidos porque estamos acostumbrados a ellos, hacen mella en el interior de nuestros hijos enseñándole unos principios que son irrespetuosos hacia las mujeres.

Miles, miles de bromas, frases hechas, criticas y juicios que abarrotan nuestras conversaciones y que decimos si pensar en las consecuencias que acarrearán a nuestros hijos, que oyen y interpretan a su manera.

 

Para educar a nuestros hijos a la no violencia en el ámbito domestico debemos preguntarnos una vez más cuanto estos conceptos están todavía enraizados en nuestro interior.

 

Probamos a analizarnos por un sólo día:

 

  • en los cuidados de la casa ¿cuántas de nosotras REALMENTE comparten con su pareja los deberes?
  • ¿y en el lado económico? ¿Cuántas de nosotras cobran menos por ser mujeres?¿Y cuántas ganan solo una pequeña parte del dinero que entra en la casa?
  • ¿y en la crianza? ¿Cuántas pueden contar con un compañero REALMENTE comprometido en la crianza de sus hijos?
  • ¿Y cuántas tratan sus hijos de manera diferentes por ser chicos o chicas? (por ejemplo a las chicas se le enseña a limpiar y a los chicos no, a las chicas se le permite llorar y a los chicos no…)
  • mirando la televisión y la publicidad que nuestros hijos ven ¿cuántas mujeres están en posiciones eróticas en los anuncios?¿Cuántas son publicizadas como mujeres-objeto?
  • en las conversación entre amigas ¿cuántas veces emitimos un juicio diferente sobre una situación según el sexo del protagonista?
  • en caso de discusión pareja ¿cómo reaccionamos? ¿hay un miembro de la pareja recurrentemente violento y otro miembro recurrentemente sumiso?

 

Y dámonos cuenta de cuanto aún el machismo está metido en nuestras vidas, cuánto es importante que eliminemos los conceptos irrespetuosos de nuestras vidas para eliminarlas de las vidas de nuestros hijos.

 

Porque los niños aprende de nuestra actitud y no de nuestras palabras.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies