Hembras mamíferas:cuidados del recién nacido

 

Las humanas somos mamíferas: pertenecemos a una especie animal que tiene glándulas mamarias que producen leche para alimentar a nuestras crías .

 

La diferencia entre los animales y los humanos es nuestro pensamiento y una normas que regulan nuestra sociedad.

 

En el curso de los siglos, muchas de estas normas han ido en contra de nuestros instintos naturales, especialmente en el último siglo y especialmente hablando de crianza de niños.

 

Las hembras mamíferas, de manera natural, paren solas, se esconden en una cueva o una madriguera que se han preparado previamente y allí tienen a las crías.

Luego las huelen, las reconocen cómo proprias, las limpian y las acercan a sus pechos.

 

 

 

Estos primeros cuidados del recién nacido son fundamentales.

 

 

En el último siglo la ciencia y los adelantos de la medicina nos han llevado a parir y prodigar a nuestro pequeño sus primeros cuidados de una forma totalmente diferente de la normalmente usada en la naturaleza por las hembras mamíferas.

 

Ya no olemos a nuestros pequeños recién nacidos, ya no podemos reconocerlos como nuestros con este sentido, y más importante, nuestros pequeños no puede oler a su madre.

 

Las crías de hembras mamíferas tienen un olfato muy desarrollado al nacer, justo para permitir reconocer al pequeño el olor primario de la madre, de manera de no olvidarlo jamás y poderla encontrar siempre.

También huelen para poder encontrar los pezones, su forma de alimento natural.

 

Las hembras humanas hemos perdido este contacto, este momento, este cuerpo a cuerpo, olor a olor, único y intenso en el primer momento de vida de nuestros bebés que activa nuestro instinto natural de hembra mamífera y nos guía en la maternidad.

 

 

Los médicos se llevan a nuestros bebés y el pequeño vuelve limpio, pesado, vacunado …

 

Ya no tiene en sí su proprio olor.

 

Ya es más difícil para nosotras reconocer nuestra cría a nivel natural.

 

Y a veces, lamentablemente, pasan horas antes de que podamos tener a nuestro bebé en los brazos.

 

Las hembras mamíferas establecen su relación materno-filial con la cría en las primeras 3-6 horas, pasado este tiempo ya no reconocen a su pequeño.

 

Nosotras nos hemos visto obligadas, por las varias curas a la que debemos someternos y someter a nuestro hijo, a abandonar este instinto que nos pide estar a lado de nuestro bebé desde el primer momento y sin interrupciones para establecer una relación única.

 

Los cuidados de los recién nacidos humanos, en este caso, son muy diferentes de los cuidados que debería darle una mamá mamífera.

 

En este tiempo de alejamiento de nosotras, el niño se siente perdido, solo, busca su madre y no la encuentra, busca su alimento natural y no lo encuentra: LLORA.

 

Entonces las enfermeras le darán leche artificial para calmarle, alimentarán a nuestro bebé con una leche que, aún después de las varias mejoría y estudios,está muy lejos de ser la naturalmente apta para los niños, especialmente para los recién nacidos.

 

Y el bebé se calmará, se adaptará …

 

Y nosotras estaremos en otra habitación, probablemente aún con los efectos de la anestesia, sintiéndonos vacía, vacía por dentro y sin nuestro bebé al lado, como debería ser a nivel natural.

 

No escuchamos los quejidos de nuestro pequeños, no oímos su respiración, no sentimos su corazón … y el instinto natural que está dentro de nosotras se apaga …

 

Y nos adaptamos.

 

Apelamos a nuestro pensamiento racional para justificar el tiempo que no podemos pasar cuidando nuestro bebé.

 

Pero dentro de nosotras y dentro de nuestros bebés queda el recuerdo de este tiempo pasado, de manera totalmente innatural, él uno lejos de la otra.

 

Especialmente si pasaste las primera horas después del nacimiento de tu bebé alejada de él, es muy importante que le des los cuidados que todo recién nacido mamífero necesita.

 

Abraza a tu bebé, duerme con él, amamanta, reconoce su lenguaje y contesta a sus pedidos como toda hembra mamífera haría.

 

En un palabra: Materna.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies