About Nayeli

Soy Nayeli Herrera mamá primeriza y autora del eBook "El Desarrollo de la Inteligencia: Una Tarea de Amor". La maternidad me empodero y me reinvente para Compaginar la Crianza con Apego a la Vida Convencional. Ahora trabajo desde casa promoviendo el Emprendimiento Online y escribiendo sobre Crianza Respetuosa en el blog www.GuiaDeMama.com

Masaje y Reflexología Infantil

Hoy quiero compartir con las seguidoras de Madres Naturales esta entrevista que realicé a Marisa Hernando sobre esta hermosa técnica llamada Masaje y Reflexología Infantil.

El masaje infantil va mucho más allá de beneficiar a los bebés cuando se presenta en los primeros meses de vida el llamado cólico del lactante y la disminución de gases. El masaje infantil es una hermosa forma de comunicación entre padres e hijos la cual además de fortalecer el vínculo emocional ayuda a favorecer el desarrollo mental.

Aquí te comparto el video. Hubo algunos problemas técnicos y visitas inesperadas 😉

Duración: 30:41 min

 

¿Es lo mismo dejar llorar a permitir llorar?

dejar llorar, permitir llorarHace ya más de un año que presencie una experiencia demoledora y no había escrito acerca de ella porque me partía el corazón hacerlo, pero hay noches (ya cuando mi hija duerme) que me dedico a leer y encontré otras situaciones similares que me hicieron decidirme y pienso que justo ahora es el momento para reflexionar sobre lo que vi.

Estábamos en un día de parque en familia, mi hija aún no caminaba ha de ver tendido unos diez u once meses. La llevamos a los juegos infantiles para pasar un momento divirtiéndonos juntos y como era de esperarse estos estaban concurridos por muchos niños. Todo era armonía, risas, gritos de sorpresa hasta que una niña de tal vez 3 años, rompió en llanto.

Su llanto no era el de una necesidad primaria. Como el de aquel bebé que llora por tener sueño o hambre, o de aquel niño grande que se pega por accidente y le duele una mano, no, este llanto estaba lleno de dolor, de coraje, de frustración.

La niña estaba en la parte alta de un juego, me parece que era una casita de madera. Como era de esperarse las personas de alrededor incluyéndome volteamos a ver a la niña y esperábamos rápidamente ver a la mamá consolarla y hablando con ella.

Bueno esto no sucedió, no se cuanto tiempo exactamente demoró la madre en aparecer, para mí fue una eternidad, el llanto de la niña no es que fuera molesto al contrario era demoledor.

Finalmente, la madre apareció tras unas gafas obscuras que nunca se quitó de los ojos, trato de bajar a la niña de la casita sin éxito.

¿Cuál fue la siguiente reacción de la madre?

Se dio la media vuelta y se fue, Wow!
No puede ser, pensé.

 

La niña al ver su actitud bajo del juego y se tiró en el piso, seguía llorando…

 

Pude ver en esa niña un apego ambivalente, por una parte quería ser consolada y contenida por su madre, pero por otra se alejaba, no quería tener contacto físico con ella. Fue muy difícil ver como ninguna de las dos sabían establecer el vínculo. Ambas estaban totalmente desconectadas.

Por un lado la madre nunca se quitó las gafas para mirar a su hija a los ojos, no intento ni siquiera una conexión a través de la mirada, por otro lado, la niña no permitía el contacto físico estaba demasiado enfada con ella.

¿En qué acabo esta situación?


La madre se cansó, se dio la media vuelta y se fue, la niña corrió detrás de ella llorando.

 

Al escribir esto todavía se me hace un nudo en la garganta.

 

¿Es lo mismo dejar llorar a permitir llorar? Por supuesto que NO.

 

Todos los niños lloran, dan manotazos, patalean, gritan porque es una reacción conductual que se da en el 80 % de los niños entre 1 y 4 años, es decir, ocurre en la mayoría de ellos, por lo tanto, es una conducta normal, explica Leslie Power psicóloga clínica.

¿Por qué los niños no expresan la molestia con palabras?

La respuesta es sencilla: no pueden ya que su cerebro está en pleno desarrollo y carece de las habilidades para distinguir y explicar claramente a sus padres lo que les sucede. Usan lo que en su corta vida han tenido a mayor o menor acceso, su desarrollo corporal. Entonces el llanto en conjunto con el berrinche es la forma que tienen a su alcance (por su corta edad) para manifestar lo que sienten.

Lo que no se debe permitir en ninguna circunstancia es que los niños lloren solos y mucho menos que esta conducta sea repetitiva y por periodos prolongados porque los niños se estresan secretando cortisol en su cerebro, hormona que si es producida constantemente destruye las redes neuronales.

 

De lo que se trata es de atender su llanto y darles todo nuestro consuelo.

 

 

De estar presentes en su frustración, sí es imposible establecer un contacto físico a través de un abrazo o un beso por la tensión del momento, podemos hacer uso de nuestra voz, nuestro consuelo a través de las palabras es tan fuerte como el contacto cuerpo a cuerpo.

Es importante hacerle sentir a nuestro hijo que su llanto nos importa, que lo amamos y que mamá esta ahí para ayudarle a salir de su frustración.

En el caso de la niña de tres años no creo que esto haya sido una molestia de un día por la forma en que lo demostró, seguramente tenía ya varios enojos acumulados y exploto más intensamente.

No ignoremos el llanto de nuestros hijos, acompañémoslos incondicionalmente en su crisis de crecimiento que ya pasaran y entonces podremos conversar con ellos y reflexionar juntos.

 

Image courtesy of David Castillo Dominici at FreeDigitalPhotos.net

La maternidad cambio mis gustos musicales

música y bebés

Como la maternidad nos cambia nuestros gustos musicales.

 

Hoy escribo una experiencia personal relacionada con los gustos que modifico en mí la maternidad.

“La música”

 

Antes de ser mamá mis gustos musicales eran muy enfocados al género indi o también llamado independiente, me gustaba ir a conciertos masivos, o a algún bar en donde pudiera ver a estos grupos de cerca. También de los no independientes y más comerciales uno de mis favoritos son Miguel Bosé, Franco De Vita y La Oreja de Van Gogh en especial la canción “Rosas”.

Después de ser mamá instintivamente nos acercamos a las canciones de cuna, a las melodías de música clásica y me parece que en cierta forma es natural que sea así.

La maternidad nos sensibiliza y nos reeduca la mente; sin embargo en mi caso muy particular no fue una necesidad volver a escuchar la música que antes me gustaba.

Hasta me pude dar cuenta después de reescucharla que mucha traía mensajes incorrectos de los que no me percataba. En fin no fue hasta después de 2 años que estoy empezando a recuperar ese gusto por la música. Ahora disfruto más escuchar las letras y tengo peculiar cuidado en las canciones que pongo pues mi hija las escucha, las identifica perfectamente y las canta conmigo.

Escuchar esas viejas canciones me hacen recordar cuando no era mamá, una época que disfrute pero que no tenía un sentido “real”.

 

 

Ahora las escucho acompañada de unos ojitos y oídos que escuchan atentamente cada frase.

 

La música es parte del alma, nos libera, nos transporta a recuerdos inolvidables y también tristes.

 

Enseñarles a nuestros bebés e hijos mayores a cantar y escuchar música es importante para su desarrollo personal, los hace seres más sensibles. Además, que es una aliada en algún momento de crisis de crecimiento.

 

Cuando quieras tranquilizar a tu bebé, cárgalo en brazos y cántale suavemente a su oído, cuando quieras que haga algo que no le acaba de gustar del todo como lavarse los dientes también puedes valerte de música para hacer esa actividad más divertida.

 

¡Ahora me gusta más el género infantil me gusta cantar en familia, pero también de vez en cuando escucho música mía que me hace recordar buenos momentos!

 

Image courtesy of Jomphong at FreeDigitalPhotos.net

El mejor accesorio para una mamá primeriza

El mejor regalo para una mamá primeriza

El mejor regalo para una mamá primeriza

¿Cuál sería el mejor accesorio que le pudiera regalar a una mamá primeriza, me pregunte la otra noche?

 

Antes de conocer los portabebés ergonómicos hubiera contestado una almohada o herradura para amamantar, sin embargo después de usar por más de año y medio mi bandolera de anillas sin duda ese sería el mejor accesorio que le podría regalar a una mamá primeriza.

 

Yo empecé a practicar el porteo ya casi que mi hija tenía 6 meses, demasiado tarde me di cuenta de esta hermosa y útil técnica para cargar a los bebés.

 

Estoy segura que si hubiera usado un porta bebé ergonómico desde que mi hija era recién nacida algunos de los primeros obstáculos que tuve con la lactancia materna hubieran mejorado considerablemente, como por ejemplo:

 

  • Los dolores de espalda por una mala postura y mi total inexperiencia.

 

  • A pesar que mi bebé nació baja de peso al momento de amamantarla mis brazos se cansaban rápidamente, yo feliz de cargarla y sentir cerca su cuerpo cálido y aroma a pureza, pero mi total inexperiencia en sus cuidados y los pocos ratos que tenía para dormir hacían que me sintiera agotada.

 

Así que en mi babyshower una compañera de trabajo me obsequio una almohada de lactancia que sin duda después del fular sería el segundo regalo que le haría a una mamá primeriza.

 

almohada-lactancia

Mi almohada

 

Con la almohada de lactancia podía descansar mis brazos mientras mi bebé de recostaba en ella, pero a diferencia de un porta bebé ergonómico era muy estorbosa y nada práctica para cuando tenía que salir de casa.

 

Con la almohada de lactancia no podía cargar y arrullar a mi bebé mientras le cantaba canciones cerca de su oído.

 

Así que compre mi bandolera de anillas la cual venía con un cd interactivo para aprender las técnicas o posiciones para utilizar el porta bebé desde ya, pues aún no contaba con el tiempo suficiente como para ir un grupo de porteo.

 

Esos serían mis 2 regalos indispensables para una mamá primeriza, con ambos se fomenta el establecimiento de la lactancia materna y el peso del bebé está bien distribuido en el cuerpo de la mamá para que no se sienta tan agotada y con el porta bebé se fortalece el vínculo de cercanía que es tan importante en los primeros años de vida.

 

¿Tú que accesorio regalías?

 

 

 

 

Critican mi forma de criar : Aportación de Nayeli Herrera

critican mi forma de criar

nayeliHoy escribe en la serie “Critican mi forma de criar” mi amiga Nayeli Herrera del blog GuíadeMamá, autora del libro El desarrollo de la inteligencia: una tarea de amor 

Nayeli escribe este post titulado ¿qué es el instinto materno?

Seguramente has escuchado muchas veces la frase “escucha a tu corazón, sigue tu instinto materno”, pero ¿Qué es en realidad el instinto materno?

 

Tal vez exista ya una definición en el diccionario resultado de largas investigaciones científicas, sin embargo nadie mejor que una madre que durante nueve meses trae en el vientre una vida para saberlo, sentirlo y vivirlo.

 

El instinto materno es una voz interior, un sexto sentido con el que toda mujer nace y se desarrolla una vez nos convertimos en madres biológicas o adoptivas.

 

El instinto materno es el saber a través del ser, es esa corazonada que te indica que estás haciendo lo correcto aun cuando hay opiniones en contra de tus acciones, críticas que te señalan y que te invitan a dudar a titubear.

 

El instinto materno es aquel sentimiento que te guía en momentos de angustia y temor hacia la búsqueda del bienestar de tu crío. Porque la maternidad transforma tu cerebro y tu mente hacia el amor, el cuidado, la protección.

 

Es aquel sentimiento que te inspira a besar, abrazar, cargar y dormir junto a tus hijos sin temor a malcriar, porque tu instinto te dice que malcriar es sinónimo de criar mal, es decir pocos besos, pocos mimos, pocas miradas…

 

El instinto materno es aquella conexión entre madre e hijo que va más allá de la  distancia y el tiempo, es un presentimiento de alerta, de alegría, de amor.

instinto materno

Image courtesy of Jomphong at FreeDigitalPhotos.net

Durante nuestro largo camino como madres siempre existirán momentos de dudas, de desaliento, de incertidumbre, cuando se presenté ese momento confía en ti misma, confía en lo que te dicta tu corazón de madre, apóyate en tu instinto y déjalo fluir que sin duda alguna te llevara a tomar el mejor camino, la mejor decisión para los tuyos.

Puedes ver el video de este post aquí:

Más informaciones sobre como manejar las críticas a la crianza en mi libro, Crianza a prueba de críticas 

 

crianzaapruebadecriticas

Vientre de Madre

vientre de madre

Imagen cortesía de adamr.

 

Hoy me siento un poco filosófica y quiero escribir sobre una maravillosa parte de nuestro cuerpo del que poco se habla pero que es muy importante, el vientre materno.

Lugar donde se comienza a escribir nuestra nueva historia de vida.

 

 Y digo nueva porque la maternidad es un parteaguas que viene a mejorar nuestro plan de vida, viene a potenciar nuestros valores humanos, viene a enseñarnos como andar de la mano con alguien más.

Nuestro vientre, es el lugar sagrado donde se gesta la vida…

 

Donde se arropan por nueve meses bellos recuerdos.

El vientre de una madre es protección, cobijo, calidez, es el inicio de una conexión magica que empiezo a través del cordón umbilical y la cual nunca termina porque va más allá de la misma muerte.

Es el lugar donde se fusionan dos almas, dos cuerpos, dos corazones que jamás dejarán de latir el uno para el otro.

 

Dar vida a otra ser es el milagro más grande del mundo, un milagro que se repite día tras día, minuto a minuto y al cual debemos venerar.

Mujer sientete vendecida por haber sido elegida de entre tantas mujeres para que tu vientre creciera como una inmensa y fuerte montaña.

Amo la lactancia pero mi bebé empieza a morder

La lactancia materna es una gran bendición que sólo las madres mamíferas podemos ofrecer a nuestras crías.

 

El poder generar leche en cantidades óptimas y durante un periodo prolongado es simplemente un gran don que la naturaleza generosamente nos ha otorgado, pero…

 

¿Qué sucede cuando la lactancia se empieza a ver afectada por las primeras mordidas de nuestros bebés?

 

A mi me paso que yo andaba feliz con la salida de los primeros dientes de mi hija, es un acontecimiento digno de festejar, pero llego el día en que apareció la primer mordida!

 

En ese momento la experiencia fue de sonrisas, besos y apapachos. No fue difícil convertir ese pequeño dolorcito en un momento de vínculo entre nosotras, el problema empezó un poco después cuando los dientecillos crecían y eran más filosos.

 

Oh Dios!

 

Llego el día en que recibí una mordida fuerte que indiscutiblemente dejo huella y se dio un reflejo natural de mi cuerpo que fue retirar bruscamente a mi bebe del pecho. Como era de esperarse la nena se espantó y lloro.

 

Empecé a sentirme un poco culpable y a la vez temerosa de no poder seguir amamantándola. Sufría en mi interior.

 

Así que empecé a platicar con ella, a explicarle que las mordidas lastimaban a mama y que le dolían, sólo recuerdo sus bellos ojos mirando fijamente los míos.

 

Llegue q pensar en comprar unas pezoneras para aminorar el dolor, aunque tenía temor de que no fueran bien aceptadas por el bebe. Al final no fue necesario pues le di tiempo al tiempo, aunque tuvieron que pasar varias mordidas más para que mi niña poco a poco madurara en ese aspecto.

 

Lo mejor de todo es que no fue necesario suspender la lactancia materna y ahora llevamos 21 meses con ese indescriptible vínculo!!

 

¿Te paso algo similar?

 

¿Existe el juguete ideal?

Yo pienso que no!

El juguete ideal existe en la mente de nuestros bebés, son ellos quienes hacen especial un juguete o un juego a través de sus sonrisas y de sus gritos de su emoción.
 

Los primeros juguetes

 

 

En los primeros meses nos entusiasma mucho la idea de escoger los juguetes del bebe. Regularmente se hace notar la inexperiencia de mama primeriza pues no sabemos que regalarle.

Recuerdo que a mi hija le regalaron unas pulseras de tela en forma de arañita y abeja. Eran de colores muy vistoso que se amarraban en las muñecas, en ese entonces le quedaban nadando, pero cuando fue creciendo le ajustaron y empezaron a llamarle la atención.

Especialmente le gusto la abejita pues lo que yo hacia era pasearla por encima de ella haciendo el zumbido de abeja y moviendo las alas. El sonido le encantaba pues pataleaba fuerte y se reía al mismo tiempo que seguía el juguete con su mirada.

También le regalaron unos mini libros para que fuera conociendo las texturas y conociendo los animales. Uno de los libros era de plástico, especial para meterse a bañar con el. A mi hija le encantaba escuchar el sonido de pato que hacia y fácilmente identificaba cuando era hora del baño.

El librito del baño y las pulseras de animalitos!

El librito del baño y las pulseras de animalitos!

El mejor juguete es el cuerpo de mamá

 

Ahora esta muy de moda la estimulación temprana a mi no me gusta mucho esa palabra y más bien la describo como el ingenio de mamá para jugar con su bebé. El cuerpo de la mamá es el mejor juguete para el recién nacido. Le ayuda a conocer su cuerpo y a conocer a mamá a través de su voz, su mirada, si calor.

Tener ingenio para jugar con tu bebé aún con el juguete más simple le ayudará mucho a establecer los primeros vínculos que son tan importantes para su desarrollo neuronal.

Los primeros juguetes del bebe siempre tendrán un significado especial para nosotras, pues nos hacen recordar bellos momento que compartimos con nuestros bebés.

Representan una de esas bellas etapa que nunca mas regresarán.

¿Cuéntanos cuál ha sido el juguete que más bellos recuerdos te trae de tu bebé?

 

El bombardeo de consejos a una mamá primeriza

Hola a todas las mamás lectoras de Madres Naturales. Yo soy Nayeli del blog Guía de Mamá, soy mama primeriza de una damita de 19 meses y estoy contenta de que me hayan invitado a participar en este blog con tan buenos consejos y experiencias para ayudar a otras mamás.

Estuve pensando y dando y dando vueltas al tema con el que me gustaría enriquecer esta sección de “Los Primeros Meses” y me remonte a aquellos tiempos donde uno como primeriza esta atenta de todos los bienintencionados consejos que la gente, la familia, las amigas y hasta los médicos sugieren para empezar con los primeros cuidados del bebe.

Es un bombardeo total al que mama y bebe somos sometidos los primeros meses.

A mi me paso que al tener en brazos a mi bebe lo primero que instintivamente hice fue acercarla a mi pecho para que comiera. Fue un impulso natural que nació sin necesidad de un manual, de un consejo o de un libro, simplemente fue el instinto el que se hizo presente, pero conforme va pasando el tiempo uno como mama primeriza desconoce muchas cosas de nuestro bebe y recurrimos a consejos de nuestro alrededor.

Recuerdo que lo primero que me aconsejo mi doctora fue “No hagas caso si te dicen que tienes que tomar atoles para producir suficiente leche, eso son mitos y lo único que logras es engordar, lo que tientes que hacer es estar bien hidratada y pegarte a tu bebe siempre que el quiera comer”.

Yo no sabía si esto era cierto o no, pero le hice caso a la doctora, y cuando tuve el tiempo de informarme y leer pude constatar que el consejo que en su momento me dio era cierto. El agua es la fuente de vida de la madre para poder transformarla en leche materna y mientras más succione el bebe más leche producirás.

Otro consejo que una cuñada me dijo fue “Los bebés no deben dormir boca arriba, deben dormir de lado” y yo me quede con cara de interrogación, pues desconocía cosas tan simples como esa.

Así qué sí eres una mama primeriza y te sientes identificada es completamente normal que no sepas como dormir a tu bebe. Claro que no me quede con la duda y a la siguiente consulta con el pediatra lleve una lista con todas las preguntas y dudas que me fueron surgiendo.

El pediatra me dijo que los bebés deben dormir con un ángulo de elevación de 30 grados de la cama, la misma elevación que tiene el cunero en el hospital y preferentemente de lado por sí regresan la leche.

 ¿Vez como llegan los consejos cuando eres primeriza?

 

Pero no todos son ciertos y debes tener la astucia para identificarlos, recuerdo una ocasión que habíamos llegado a un lugar a comer y mi niña empezó a llorar, una de las personas que me acompañaban me dijo “No la cargues déjala llorar y después de una o dos veces seguidas verás que ya no llorara más”

Oh por Dios!

¿Como iba a hacer caso de ese consejo si mi hija me decía con sus lágrimas que me necesitaba? Si hubiera echo caso me hubiera reprimido el deseo de cargarla y por supuesto no lo iba hacer, era más importante lo que mi hija necesitara que el plato de comida que me iba a llevar a la boca.

Y así te podría contar muchos más consejos buenos y no tan buenos que llegaron a mis oídos sin ni siquiera preguntarlos.

La reflexión a la que quiero llegar es que como mama primeriza vas a necesitar ayuda y recibir consejos de la gente que te rodea, pero tu instinto es el que debe mandar sobre ellos.

 

Si tienes duda sobre la mejor forma de cuidar a tu bebe pregunta, infórmate no te quedes con lo que te dice la gente pues no siempre es lo correcto.

Y no te sientas mal si no sabes como resolver una situación nueva, recuerda que como tu bebe, el nació sabiendo lo necesario para su supervivencia y lo demás lo fue aprendiendo poco a poco contigo a su lado.

Espero que esta experiencia de una mama primeriza te sirvan de apoyo en tu recién maternidad.

Y como dicen por ahí “No es lo mismo criar al primer hijo que al segundo. El segundo se disfruta más porque es realmente placentero criar a un bebé con la lección bien aprendida”.

Nos leemos en mi próximo post.

—————————————-

Si te interesa conocer acerca de otros temas de los que escribo te espero en mi blog Guía de Mamá

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies