I Fin de Semana de Maternidad on-line

¿Te gustaría recibir valiosas Informaciones con SENTIDO y EMPATÍA para que te ayuden a tener una Visión Consciente y Empoderada de tu Maternidad de parte de grandes profesionales de maternidad y crianza …. y de forma COMPLETAMENTE GRATUITA?

Este verano es POSIBLE!!

Julia Bernal de CrianzayContactoEmocional y yo hemos organizado el

I Fin de Semana de Maternidad on-line

 

donde nos hemos reunido 11 excelentes profesionales para darte lo mejor de nosotras mismas.

El I Fin de Semana de Maternidad on-line es un evento  COMPLETAMENTE GRATUITO.

 

Apúntate AQUÍ 

Consulta aquí abajo el Calendario de las Ponencias 

Ponencias ViernesPonencias SábadoPonencias Domingo

Nos vemos en el I Fin de Semana de Maternidad on-line!

 
 
 
 
 

La causa no es el niño : NUNCA

A veces la crianza se nos hace muy cuesta arriba, ya cuando nuestros hijos son bebé por determinadas causas, ya cuando son más grande … por otras causas.

En todo caso … no es fácil ser madres positivas y amorosas tooooodo el rato por años, hay días en que explotamos y nos enfadamos y la peor parte se la llevan nuestros hijos.

Porque han pintado la pared, porque han pegado a su hermano, porque no duermen o no comen, porque contestan mal …

 

Mil motivos, mil causas de enfado en nuestro día a día.

Pero si nos paramos a pensar la causa NO ES EL NIÑO: NUNCA. 

la causa no es el niño

Cuando nos enfadamos, tenemos que analizar que hay DETRÁS DE ESTE ENFADO.

 

La causas reales pueden ser:

– el cansancio

– la relación de pareja

– la relación con padres y/o suegros

– los problemas económicos

– la falta de tiempo para nosotras

– y mil causas más que NO son el niño.

 

Entonces, si demasiadas veces explotas con tus hijos, si te enfadas, no hace falta que les grites o les castigues, igualmente puedes enfadarte y hablarle de forma irrespetuosa, pregúntate

– QUÉ estabas pensando antes de explotar

– cuál es el problema que te aqueja esta semana

– cómo has pasado tu día

– si has dormido suficiente

– si puedes hablar de forma honesta con tu pareja

– cuánto te influye la relación con tus padres y/o tus suegros

– cómo solucionar problemas económicos y/o de trabajo.

 

Analízate y deja de enfadarte con tu hijo, él no es la causa : NUNCA. 

 

 

 

 

Estudiamos juntas nuestra ciclicidad

Colecho ¿hasta cuándo?

Colecho ¿hasta cuándo? es esta una de las muchas preguntas que las madres me hacen y se hacen …

Mi respuesta –sigue tu instinto– a veces llega, a veces no … a veces estas mujeres quieren una respuesta precisa, una fecha límite.

Es difícil dársela, es difícil darle la respuesta que buscan porque esta respuesta no existe como universal sino como individual, esta respuesta está dentro de nosotras mismas y nuestros hijos .. y sólo nosotras podemos saberlo.

Sigue tu instinto es lo que le digo.

 

Ese instinto que desde el primer día nos ha atado a nuestros hijos, instinto que nos hace acariciar la barriga para sentir sus patadas, instinto que nos pide estrecharlo a nuestro pecho, pequeños, recién nacidos, para protegerlos, instinto que nos empuja a no dejarlos solos, a no perderlos de vista cuando crecen un poco … Instinto

Amor de madre, también, pero esencialmente instinto de protección hacia la cría, instinto de superviviencia de la especie.

Instinto que nos pide dormir a su lado, para proporcionarle constantemente comida y calor.

Instinto que nos pide abrazarlos, besarlos, cuidarlos …

Hasta cuándo puedo besar a mi hijo? Hasta cuándo necesita mis caricias? … es lo mismo que preguntar hasta cuando colechar.

Hasta que el niño lo necesita, hasta que tú misma lo necesitas …

hasta cuando el colecho
photo credit: kagey_b via photopin cc

 

Con la mente abierta para aceptar que con 2 años quiera su propia habitación.

Con la mente abierta para aceptar que vuelva a nuestra cama a dormir algunas noches con 6, 7, 8, 9 años, en busca de la protección que sentía cuando era un bebé.

No tengo la respuesta a la pregunta ¿hasta cuando el colecho?

Mi respuesta es dejarse llevar por los sentimientos y respetar la intimidad de dormir como queremos, lo mismo una noche cada en su cama, lo mismo una noche el niño viene a la cama, o lo mismo una noche tú lo pones en tu cama porque lo necesitas cerca.

Dejarse llevar por el instinto es la respuesta a esta pregunta … y a muchas otras sobre crianza.

Aprendamos a dejarnos llevar por el instinto y no por las fechas …. y a disfrutar de nuestros hijos.

 

No te sientas sola

La cultura moderna ha trasformado las relaciones sociales, especialmente entre mujeres, especialmente entre madres.

Recuerdo de pequeña, cuando a la tarde todas las mujeres del barrio se reunían delante de la casa de mi abuela, cada una en su silla, cada una con algo entre manos para entretenerse, la manta de ganchillo para la nieta o el calcetín del marido para remendar, y allí, juntas charlaban, se desahogaban, recibían y daban consejos ….

Ahora, sólo 30 años después, han desaparecido estas reuniones espontaneas, especialmente en las ciudades y … nos sentimos solas. 

Demasiadas veces nos sentimos agobiadas con la casa, el trabajo, los niños, …. pedimos ayuda en forma de actividades, pedimos ayuda física … cuando en realidad sólo necesitamos alguien que nos entienda … que nos ayude y nos aconseje desde la empatía y la comprensión.

Es importante reunirnos de forma virtual con otras madres, mujeres que viven lejanas miles de km pero que se sienten cerca a nivel interno para obtener esa ayuda que necesitamos, esa comprensión, esos consejos desinteresados y puros.

Cuando encontramos otras personas que piensan como nosotras, mujeres con las que podemos hablar sin pelos en la lengua, sin remordimientos ni miedos porque sabemos que no seremos juzgadas, nos sentimos realmente bien a nivel interior.

Es verdad que no recibimos una ayuda física para cumplir con nuestras actividades diarias pero la felicidad y la satisfacción de la permanencia a un grupo nos llena para vivir nuestra vida diaria de forma más consciente y liviana.

Pertenecer a un grupo de mujeres que nos apoya y nos comprende, sin prejuicios, tiene doble ventaja, ya a nivel externo, ya a nivel interno. 

A nivel externo, recibir el reconocimiento de nuestro entorno, de nuestro grupo de madres, nos hace sentir llenas, reconocidas y aceptadas, aumentando nuestra autoestima .

A nivel interno, nos ayuda a construir nuestra identidad instintiva y espiritual, permitiéndonos mostrarnos tal y como somos, con nuestros defectos,porque sabemos  que serán aceptados y comprendidos.

Es esencial para todas las madres contar una ayuda empática, desinteresadas y limpia de prejuicios y miedos. 

Por esto los círculos virtuales de mujeres o de madres se están extendiendo en la red.

Por esto te invito al grupo que modero, grupo DepurAlma DepurVida, donde juntas y unidas crecemos cada día más, nos limpiamos de prejuicios y aprendemos a aceptar y a aceptarnos.

Te espero.

grupo

¿Soy mala si no me gustan las princesas?

Sé que el título de este post te ha llamado la atención, y a mí también me llamó la atención esta pregunta que me hizo mi hija, hace ya 5 años.

Ya la había vista venir del cole pensativa pero decidí esperar a ver si confiaba en mí y me decía lo que la preocupaba.

Vino fuera a la mañana, mientras bajábamos a la parada del bus, pisando charquitos de agua y hojas secas.

 

¿Soy mala si no me gustan las princesas? 

 

Y yo vi una niña, mi niña, apartada de su grupo de amigas porque, claro …. a ella no le gustan las princesas.

La vi jugando sola.

La vi sin entender que había hecho mal para que la apartaran si lo que ella sentía, lo que para las demás eran tan importante,  era sólo que no le gustaban las princesas. 

Vi todo esto pero tuve que manejárlo desde fuera, desde los ejemplos sencillos que los niños de 4 años entienden.

No, no eres mala si no te gustan las princesas, a cada uno le gusta lo que le gusta y no es malo por ello. A mí me gusta el ajo, verdad? – su carita pensativa y haciendo sí con la cabeza – a ti no, verdad? – cara de asquillo – y soy más mala porque me gusta el ajo? o tú eres más buena porque no te gusta? – su cara iluminándose – o al revés? – mi sonrisa, la suya.

Ha entendido, no es mala para que le gustan las princesas, a cada uno le gusta lo que le gusta y no es malo por ello. 

 
 

Han pasado 5 años y esa niñita ha perdido la cara regordecha, ha crecido hasta llegar casi a mi altura y se ha estilizado.

Y ha tan interiorizado el hecho de que a cada uno le gusta lo que le gusta que cuando alguien le dice que le debería gustar algo que no le gusta o al revés, levanta los hombros y sonríe, como apreciando el chiste, y sigue haciendo lo que le da la gana.

Evita juntarse con grupos de niñas que las juzgan o juzgan a los demás .. simplemente porque le da fatiga, no entiende como ellas no puedan entender y no quiere explicarlo porque sabe que no van a entender, por otro lado ella misma no va a meterse a juzgar a los demás … porque ella sabe quién es y por tanto respeta a los demás.

Sabe lo que le gusta y lo que no le gusta y se quiere exactamente como es … no va a cambiar por ser de las que juzgan, por estar integrada, no le merece la pena, no le ve sentido ninguno.

Sin embargo, si hay una compañera rezagada, una compañera de etnia gitana o extranjera que no sabe hablar castellano bien y no se sabe comunicar, ambos casos ejemplos que ha vivido en la clase, se acerca a ellas, las invita a jugar con su sonrisa honesta, las coge de la mano, las ayuda …

Y si ellas quieren jugar a princesas … ella juega con ellas … porque aunque a ella no le gustan … a su amiga sí y por que su amiga esté contenta ella juega a princesas. 

 
 

El otro día, después de la conferencia del programa Tiempo Femenino, con Azucena Caballero, hablábamos sobre los resultados de la crianza con apego, ella con el gran orgullo de ver su hijo ser admitido en uno de mejores conservatorios del mundo … y nosotras alegrándonos y pensando en los resultados de nuestros hijos, de nuestra crianza, tirando sumas empujadas por su entusiasmo.

Por esto me vino a la mente este episodio que comparto contigo porque el resultado de mi crianza con apego es mi hija, con casi 10 años: segura de si misma y que se respeta a si misma y  convencida de quién es … y con una empatía tan grande que no cabe en una niña tan pequeña, que brota de su sonrisa y de su mirada honesta.

sonrisa

Sé que esa marca de agua le afea la carita pero quiero estar segura compartiendo sus fotos en la red. Sé que entiendes 🙂 .

 

Y sí, la crianza con apego DA resultados, aunque podamos estar agotadas por toda esta entrega que nos piden cada día por años, especialmente los primeros.

La crianza con apego hace que una niña de menos de 5 años si sienta segura de pedir a su madre sobre algo que la angustia.

El vínculo hace que ella me crea a mí antes que a todos porque sabe que yo siempre le voy a decir la verdad y siempre voy a querer lo mejor para ella. 

El respeto hace que se sienta segura de ella misma, que sepa quién es y se respete, si no quiere jugar con algunas niñas … levanta los hombros y a otra cosa.

El cariño hace que aprenda a prodigar cariño, a mirar a los ojos a las niñas dejadas a un lado  y a saber como están, a llevarlas en pocos minutos a correr y a sonreír.

 

La crianza con apego DA  resultados.

 

GRANDES resultados porque nuestros hijos son GRANDES PERSONAS.

 

 

 

 

¿Por qué sigo postergando lo que es bueno para mí?

Graciela SusanaHoy cuento con la aportación de Graciela Susana de Alimentación Rítmica

El arte de la procrastinación, (considero que hay mujeres que hacemos de esto un arte), del aplazo o la postergación es usualmente muy bien conocido por las mamás.

No me refiero a lo que le pasa al común de la gente. Todos al final de la jornada dejan algo pendiente y apoyan sus cabezas en la almohada pensando que el día debería tener más de 24 horas. Todos hemos sentido alguna vez esa mochila en la espalda de un trabajo que se entrega atrasado, una lista incompleta, llevar tareas a casa o andar a las corridas. Más aún, muchas personas sienten este apremio de forma permanente.

¡Pero las mamás somos casos únicos! Y compartimos este mal a nivel global. Tanto aprendimos a ceder de nosotras a nuestros hijos, a nuestra pareja (y la lista podría seguir: casa, hermanos, padres, amigas, profesión, comunidad, etc), tanto entregamos de nosotras mismas, que llegamos a hacer culto del dejar pasar para después, algo a lo que deberíamos darle prioridad. Hemos aprendido a postergar lo que es bueno para nosotras.

Esta dilación o tardanza se observa en tareas relacionadas con:

  • Aspectos laborales: -:”No voy a tomarme los días de vacaciones que me corresponden porque la situación laboral está muy delicada. Agradezco tener trabajo aún. Mi familia y yo podremos salir de vacaciones el año que viene”
  • Cuestiones personales: -:”Justo ese día es el cumpleaños de fulanito. No importa, cambio el turno con mi ginecólogo para dentro de unos meses. No pasa nada”
  • Temas relacionado con el ocio: -:”Encerrarme en el cine hora y media a ver la última película de Robert Downey Jr… No me vendría nada mal. Pero no puedo.”
  • Y con las relaciones sociales: -:”Un café con una amiga no mataría a nadie y una gana en risas y temas que no estén relacionados con canciones para niños, juguetes y pañales. La semana que viene sin falta.”

Sin embargo, internamente sabemos que nos estamos autoengañando. Sabemos lo que deberíamos hacer primero, porque es bueno para nosotras. Pero aún así concluimos el día con una lista de pendientes para más adelante con excusas perfectamente tejidas.

Posibles estrategias para las que estamos determinadas a romper con este círculo vicioso:

No prometernos a nosotras mismas tareas que no vas a poder cumplir. Invertir tiempo en simplificar cosas, establecer objetivos y prioridades. Pero por sobre todas las cosas, mimarnos.

 

por que postergas lo que bueno para ti

photo credit: dereckesanches via photopin cc

 

¡Claro! Eso que es bueno está ahí, creemos que nos espera, sentimos que podemos tomarlo cuando queremos, pero nunca lo hacemos. Nunca pasamos a la acción.

Mamá, empieza de una vez. Guardar el desgano y la incertidumbre planchaditos en un baúl y da el primer paso.

Y si por casualidad…y solo por casualidad ya ni sabes qué harías si tuvieras tiempo libre. Si tienes la posibilidad de escapar del rol de madre por algunas horas pero te das cuenta que no sabes para donde correr. Si por un momento te has desconectado de lo que te gustaba hacer. Entonces date una vuelta por Alimentación Rítmica, que estamos poniendo en práctica herramientas de reconexión con aquello que te libera. Te espero!

http://alimentacionritmica.com/falta-muy-poco

 

 

 

 

Bienestar y perspectiva temporal

Conciliar la vida familiar y el trabajo

Tiempo Femenino es una REVOLUCIÓN

Sí, has leído BIEN, el programa TiempoFemenino es una REVOLUCIÓN en la organización de todas las mujeres.

En este fantástico programa que he creado en colaboración con Mireia Usart de ElTiempoatuFavor analizaremos y cruzaremos la perspectiva temporal con los ciclos femeninos para darte TUS CLAVES PERSONALIZADAS para organizar tu vida: tu trabajo, tu tiempo libre, tus tareas domésticas, tu tiempo en familia.

NO HAY una organización temporal igual para todas, sino CADA MUJER tiene la propia y en TiempoFemenino vamos a ayudarte a descubrir la tuya.

Te animo a leer los posts de los blogs donde nos han invitado a hablar de este hermoso y MUY NECESARIO proyecto

Maternidad Continuum 

– Círculo de Mujeres Creativas 

– Hazte Experta

 

¡Te espero en TiempoFemenino!

 

TF

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies