Mejorando las relaciones de familia

familias naturales Este post es una aportación de Lorena de Familias Naturales

“Nada ha cambiado, solo he cambiado yo, por lo tanto todo ha cambiado”. – Proverbio Hindú –

Normalmente como padres, deseamos que nuestros hijos cambien las “malas conductas” o las actitudes que nosotros creemos que están mal, que no ayudan a la correcta comunicación de la Familia, que creemos que nos quitan felicidad, etc. ¿Pero se han puesto a pensar, que tal vez hay otra manera de ver estas situaciones, que es mas sana para nosotros y para nuestros hijos? ¿Que se puede crecer en Familia y permitir las ideas, creencias y reflexiones de cada uno de sus miembros?

 

En este articulo quiero invitarlos a tratar la comunicación y las relaciones en Familia desde otra perspectiva, que aprendamos juntos otra manera de ver las cosas. Ya no esperar que nuestro alrededor cambie para sentirnos bien.

 

Les quiero pedir que comiencen a ver las relaciones y la comunicación de la Familia, desde otro punto de vista: para que en nuestra realidad se manifieste lo que deseamos (que nuestros hijos hagan la tarea, que tengamos una buena comunicación con ellos, etc), primero debemos crecer nosotros mismos y buscar en nuestro interior eso que queremos en nuestro exterior. Al fin y al cabo: ¿como podemos pedirles a nuestros hijos que tengan ciertas actitudes, si nosotros mismos no las tenemos? Hay que educar con el ejemplo 🙂

 

Vean las situaciones que se dan en la Familia, con los hijos, como un espejo de ustedes mismos. Hay algo, que esa situación quiere enseñarles sobre su Ser Interior. El Talmud dice: “No vemos al mundo como es, sino como somos”. Si no te agrada la reacción que tienes con tus hijos, siéntate y piensa que es lo que tienes interiormente (tal vez ideas preconcebidas, limitaciones, miedos, etc), que pueda estar creando esa situación en el exterior.

 

Una excelente manera de que puedas crecer interiormente y mejorar la comunicación y la relación con tus hijos, es llevar adelante algunos tips:

 

* Fortalece tu interior, puedes hacerlo con meditación, elevando tu autoestima, etc.
* Define como seria tu situación ideal, pero nunca culpes a los de afuera por ella. Hazte responsable, recuerda que el exterior depende de tu interior. ¿Que hay en tu interior, que crea esa realidad?
* Puedes trabajar estos temas en Familia, esto ayudara a que entre todos puedan mejorar su comunicación y convivencia. Recuerda respetar las ideas y comentarios de tus hijos, permitirle expresarse.
* Utiliza afirmaciones positivas
¿De que otras maneras mejoran Ustedes las relaciones Familiares? Comparte tus tips con nosotros.

TDAH ¿Niños enfermos?

Hablamos del TDAH, un tema que me toca bastante ya que me informé a causa de un problema con la pediatra  y me hice mi propria idea, mira el caso, la idea exacta!

Pero vamos despacito :  hace 2 años la pediatra me dijo que mi hija era TDAH y había que medicarla, hablandome de enfermedad mental  grave y más terminos asustadizos que usó, dentro de mí misma me pregunté como podía ser que mi hija tuviera una enfermedad mental y yo, que vivo con ella, no me hubiera dado cuenta, sino que lo hubiera hecho la pediatra que la ve escasos 30 minutos al años, pero me lo guardé … no sabía nada del tema y quería informarme antes de meter la pata.

Saliendo de la consulta me encuentro una revista con un titular enorme “Mi día con mi hijo TDAH”, leo el artículo y me encuentro una fotocopia del día a día de mi hija: corsas, saltos, nervios, poca atención …

Vale, ya me había asustado.

Así que primero fui a la profe para tener su opinión y ella me dijo que no era cierto y que además sólo yo y ella conocemos a la niña en profundidad, lo que me confirmó lo que pensé en la consulta.

Lo siguiente fue artículos sobre el tema, me encontré con que los niños diagnosticados por TDAH han subido un 66% en la última década,  con los fármaco usados, con teorias alternativas y  con informaciones que me hicieron pensar.

Pensar en cuanto nuestra sociedad quiere cada vez más niños calmos y estudiosos.

No se admites los chillidos y las corsas y ni siquiera perder el tiempo, mirar las nubes … perder la atención: no, hay que estar calmito y estudiar …

Pensar en la subida de la venta de fármacos psicológicos, no sólo por el TDAH sino por muchas más enfermedades psicológicas.

El Manual Diagnóstico y estadístico de los Trastornos Mentales contaba en el 2000  con 400 enfermedades a diferencia de las 106 del 1952, y el consumo de fármaco se ha multiplicado por 4 en España.

Pensar en las teorias en contra y si no eran tan descabelladas

El libro del biólogo Héctor González Pardo y del psicólogo Marino Pérez Álvarez La invención de los trastornos mentales me ayudó a entender el gran negocio de las supuestas enfermedades mentales.

 

Así que saqué mi idea  sobre el tema, es decir, que el TDAH era otra de las enfermedades de este siglo consumista, asustadizo y sedentario.

 

Esta era mi opinión personal y me la tenía para mí, segura de haber hecho lo mejor para mi hija, es decir nada, dejarla correr y distraer sin meterle en cuerpo ningun fármaco; no decía nada y no contesté tampoco a la conversación de una mamá que tenía un niño muy nervioso y que ahora, medicado por TDAH, parecía un mueble (palabras de su misma madre).

 

Pensaba que la solución no está en los fármacos sino en conocer a nuestro hijo.

 

… Sí, mi hija estaba muy nerviosa … pero los horarios la obligaban a despertar pronto y a estar sentada la mayor parte de la mañana, estaba claro y normal que a la tarde quisiera correr y no estar quieta un momento.

Sí, a veces pierde la atención … pero ¿no lo hacemos todos? yo misma en este momento, escribiendoe esto post, … estoy encantada de levantar por un momento la mirada y distraeme con los colores que veo por la ventana … ¿y? ¿Es tan grave, doctor?

 

Y no para pecar de orgullo pero … tenía razón.

Ahora sale a la luz que el psiquiatra Leon Eisenberg, que “descubrió” el TDAH, dijo antes de morir que el “TDAH es un ejemplo de  enfermedad ficticia“.

 

Una de las muchas enfermedades que han sido inventadas por los psiquiatras para vender medicinas y sí … también para hacer contentos más de un padre o un profesor.

Porque nuestra sociedad nos exige estar tranquilos, atentos y productivos, los que no se adaptan están enfermos, los niños que no se adaptan a horas y horas de imputimiento de cabeza con numeros y letras y a horas y horas delante de tele y videojuegos deben ser medicados.

 

Esto nos recuerda a todas las madres cuán importante es en primer lugar conocer a nuestros hijos y en segundo lugar hacernos una opinión propia antes de seguir los consejos de otra persona, aunque sea un profesional.

 

 

¿Ser o no ser amigos de nuestros hijos?

 familias naturales  Este post es una aportación de mi amiga Lorena de Familias Naturales

Ayer estábamos hablando con mi esposo, sobre como nuestro bebe esta muy apegado a ambos y que eso ayudara mucho cuando sea mas grande, porque nos sentirá no solo como padres, sino también como amigos y eso hará que confíe mas y nos cuente mas sus problemas, su situación, etc…

Muchos piensan que no es correcto que los padres sean amigos de sus hijos, personalmente no estoy de acuerdo con esto. ¿Por que? Simple, si nuestros hijos nos sienten como sus pares, como sus amigos (y no solo como la figura de autoridad), nos es mas fácil poder ayudarlos, porque ellos confían en nosotros, nos cuentan sus problemas, sus dudas, etc.

Yo se que muchos dirán: “pero eso no esta bien, hay que saber poner limites, los padres son padres, no amigos, no somos sus pares”… Bueno, creo que esta mas que claro, que somos amigos de nuestros hijos, PERO TAMBIEN SOMOS SUS PADRES, y como tales, tenemos que saber poner limites, educarlos y ayudarlos. ¿Pero que mejor manera de hacer esto, sino sabiendo exactamente que sienten, a que le temen, incluso en que problemas están metidos nuestros hijos?

Nosotros como Familia, si creemos en que hay que saber guiar (no obligar, dirigir, intimidar) a nuestros hijos, y para eso, hay que respetarse mutuamente, tiene que haber un ambiente de confianza, de respeto, de amistad. Ese es el “clima” que nosotros creamos en nuestra Familia y a pesar de que nuestro pequeñito aun es un bebe, creemos en nuestro corazón, que lo estamos ayudando a ser una “futura” personita de bien, que sea feliz, que se acepte a si mismo y que pueda confiar plenamente en nosotros para recurrir siempre que lo necesite y ante cualquier problema que surja.

Esta bien que haya disciplina en la Familia, pero no pensamos que sea correcto esa “disciplina de antes” (con la que yo misma crecí), en la cual uno le tenia mas miedo a los padres, que confianza. Y eso, bien o mal, en la adolescencia, hace las cosas muy difíciles.

Apego, Amor, Respeto, Confianza, Amistad, son valores que sembramos en nuestra Familia y se que en un futuro muy cercano, dará sus frutos.

SI CREEMOS EN QUE LOS PADRES PUEDEN Y SI QUIEREN, DEBEN SER AMIGOS DE SUS HIJOS.

¿Ustedes, que piensan al respecto? ¿Ser o no ser amigos de nuestros hijos?

¿No merece la pena?

Hace unos días estaba en el super y una señora me pide si podía pasar adelante mío porque tenía sus hijos en el coche.

Lo mismo se quedó con mi cara porque de seguido argumentó … – Es que no merece la pena …-

Yo me pregunto para QUIÉN no perecía la pena, ¿por la señora que tenía prisa o por los niños dejados solos y atados en el coche?

¿No merece la pena?

Preguntamonos si merece la pena cuidar por la seguridad de nuestros hijos, si merece la pena que se atraganten solos en el coche, que se queden con una piernita o un bracito mal puesto y se produzcan una lesión, si alguien rompe el cristal del coche y se lo lleva …

Ah, pero estas cosas no pasan … o mejor, pasan pero no a nosotras …

Y casi no digo nada aquí porque … bueno, se me pasó, pero hoy me encuentro esta nota en BebéyMás  Deja al bebé en el coche con su número para avisar en caso de emergencia,  un bebé dejado sólo pero … ojo … con el numero de teléfono de la madre.

No tengo palabras, no hace falta dejar el numero, si dejarlo atado, ni dejarle seguro … hay que estar allí.

Porque cuando una mamá tiene un hijo no es sólo la responsabilidad legal, es la responsabilidad de un instinto innato que nos pide que NO dejemos a nuestro bebé solo NUNCA.

¿Es tan difícil ponerse un portabebés y llevarlo con nosotras?

¿Es tan difícil desatarlo y cogerlo en brazos o de la mano y ir al super con él?

Cuidamos por su seguridad física y sí … también emocional.

¿O vamos a enseñar a nuestro hijo que a veces merece la pena estar con ellos y otras no?

Porque SÍ que merece la pena crecer hijos cuidados y seguros de su proprio valor como personas.

 

 

La mala de la pelicula

Es bastante normal que vengan a vernos niños a casa: se quedan a comer, a dormir, a jugar con mis hijos … pasan días enteros aquí haciendo lo que quieren (en mi casa hay muy pocos límites),  a veces haciendo cosas que en sus proprias casas no están permitidas.

Juegan y son felices y están encantados de estar en mi casa.

Pero, claro, no todo son rosas, y llega el momento de recoger, de comer, de ponerse a descansar, de dormir…

Llega el  momento en que YO “mando” , en que yo pego una charla … y … ya se quieren ir a su casa.

Ya no quieren estar aquí con este monstruo, con esta mala de la película.

En un segundo olvidan todas las cosas bonitas que hemos hecho juntos: olvidan las manualidades, olvidan la cocina, olvidan los igloo hechos con mantas y sabanas en el medio del salón, olvidan  los libros que les leo, olvidan TODO lo bonito para quedarse sólo con lo malo.

Y yo soy la mala de la película.

Mis hijos y yo nos quedamos anonadados.

Porque la vida en mi casa está hecha de cosas bonitas pero también de obligaciones: obligaciones mías y obligaciones de mis hijos.

Mis hijos lo saben y lo aceptan …

¿y los demás? ¿por qué no lo hacen?

Según mi punto de vista porque NO ENTIENDEN que también en los momentos “malos” son QUERIDOS.

 

Pienso que en la educación de estos niños falta alguien que le diga – Lo que estás haciendo no es bueno, pero recuerda que yo te quiero igual

 

Con estas simples palabras mis hijos entienden que yo le estoy pegando la charla POR LO QUE HAN HECHO  y no porque NO LES QUIERO.

 

Entienden que lo que me molesta es sólo una aptitud y no la totalidad de su presencia.

 

Entienden que los juguetes hay que recogerlos aunque sea aburrido, por el bien de todos los demás.

Entienden que a la hora de dormir hay que hacerlo por su proprio bien.

Entienden que tienen  obligaciones, que fallan algunas veces, y que necesitan a su madre que le hable y les haga entender que lo que hacen no es justo pero en todo momento SIGUEN SIENDO QUERIDOS.

 

Y me siento mal siendo la mala de la película pero … ¿qué puedo hacer?

Mi idea es que lo único que puedo hacer es pegar una charla a estas  mamás, hacerle entender a ellas en primer lugar que una frase tan sencilla como – Lo que has hecho no me gusta pero te quiero igual-  es muy poderosa.

Decirle a ellas también – Lo que estás haciendo no es bueno pero todos te queremos igual- 

Pero tengo miedo de ser la mala de la película también para ellas….

 

 

 

Un invierno sin médicos

En la foto mis hijos disfrutando de la primavera.

Este invierno ya toca su fin y menos mal porque ha sido bien duro, con tanta lluvia, frío, viento y incluso nieve.

Pero ha pasado SIN que mis hijos necesitaran el médico ni una sola vez.

Ya, un invierno sin médicos.

 

¿Cómo es posible cuando la mayoría de los niños se enferman varias veces en invierno?

Las claves son la prevención y el instinto materno.

 

Prevención:

– cada día desde octubre a mayo una cucharadita de miel, un consejo que me dio una anciana amiga y que funciona genial.

– cuando están algo resfriados, unas pocas gotas de propóleo , sin pasarse que al final de cuentas es una medicina pero tampoco esperando demasiado para que no avance la enfermedad.

– lavados nasales con agua de mar si están acatarrados y no respiran bien … todo lo que haga falta para desatascar el moco, ya lo sé que a los niños no le gusta pero debemos explicarle que es por su proprio bien

– la única vez que mi hijo se ha quejado de dolor de oído, una gota de teetree alrededor de la oreja (NO dentro) le han aliviado enseguida.

– no abrigarlos mucho y mantener una temperatura no demasiado alta en casa para que el cuerpo se acostumbre al frío y no sufra los cambios de temperatura al salir.

 

Instinto:

– dormir con ellos en la cama para trasmitirle mi calor, parece que no pero la cama es taaaan fría en invierno.

– estar mucho con ellos para ver sus cambios de humor y cansancio, si se cansan demasiado rápido o a horas no usuales no es buena señal

– hacerme caso cuando dentro de mí pienso “debería meterle un jersey”, “ahora tendrá calor” , ecc, ecc.. SIEMPRE mi instinto me da la solución justa.

 

¿Y tú? ¿Cómo has pasado el invierno?

 

 

 

Debate sobre crianza y límites

Hace algunos días La 2 trasmitió el debate “La crianza con apego : ¿produce adultos más empaticos y disciplinados? “.

En el  debate participan el pediatra  Carlos González, Elena Mayorga periodista y escritora de la revista online Mente Libre y María Luisa Ferrerós psicóloga infantil.

Mi amiga Nayeli del blog GuíadeMamá lo publicó en su blog con sus impresiones … yo también me sumo al movimiento de este interesante video.

Y aquí mis opiniones:

Dos frases que me han gustado mucho

“El vinculo seguro no va tanto según las horas en que el niño está en brazos sino según cómo responde la madre a las necesidades del niño.” de Carlos González

 
Y aquí hablamos de cómo responde la madre a NIVEL INTERIOR, si amamanta al niño creando un vínculo con él, acunandole, mirandoles, estando allí presente o si está pensando en otra cosa, o peor está triste, enfadada, nerviosa …

“Si la madre está ansiosa, está nerviosa, está sufriendo por alguna situación, aunque le de el pecho es incapaz de crear el vinculo. ” de María Luisa Ferrerón

 
Esto me parece EXTREMADAMENTE importante y es … la razón de mi blog jeje.

En primer lugar es la madre la que tiene que buscar soluciones para su propria vida para vivir bien como persona y poder ser capaz de crear un vinculo seguro con su hijo.

Y no, no es un camino fácil, pero “si la madre no está bien, el niño no está bien“, … ¿un refrán? no, realmente una realidad de vida.

Lo que no me gustó

“Los niños tú le das así y ellos te cogen … “de María Luisa Ferrerón

 
No estoy de acuerdo, si hablamos de mimos entiendo que el niño quiera todos los que le puedas dar, y así tiene que ser.

Si entiende cosas, ¿qué pasa? ellos solos aprenderán, tú puedes ponerle límites y ellos un día los pasarán a ver que pasa … allí se darán cuenta de la SENSATEZ de tu límites, te cuento un ejemplo de esto en mi casa en El aprendizaje duele

“Los niños hay que pararlos y ponerle una consecuencia pedagógica” de María Luisa Ferrerón

 
Sí, ella habla de consecuencia pedagógica pero en ningún momento explica qué es que hay que hacer, ¿qué quiere decir consecuencia pedagógica? lo mismo soy yo un poco dura, pero según mi punto de vista es hablar y acompañar … ¿ella entenderá consecuencia pedagógica esto? se tendría que haber explicado mejor …

Ah, también me gustó cómo se emociona Carlos González hablando de las demasiada protección 😀

Te dejo aquí el video y espero tus opiniones en los comentarios.

 

La 2 – Debate: La crianza con apego: ¿produce adultos más empáticos y disciplinados?

Resolución de conflictos

Crianza en familia
A lo largo y ancho de la Red los blogs de maternidad y paternidad nos hablan de relaciones entre padres e hijos y nos encontramos con multitud de información sobre la importancia de no usar los castigos y premios, los chantajes y las amenazas.

Pero ¿cómo hacer que los niños comprendan los límites, respeten las normas, colaboren y adquieran responsabilidad?

Mª Pilar Gómez San Miguel nos facilita estos días un material inédito en Internet: el primer Programa para Padres de Resolución de Conflictos Esta maestra y mediadora familiar, madre de familia numerosa está al frente de Crianza En Familia, un blog de crianza y asesoramiento para familias que buscan el equilibrio en las relaciones entre padres e hijos desde el respeto, el apego y el amor.

Mª Pilar explica que los padres ponen todo su empeño en criar lo mejor posible a sus hijos y que la vida familiar está jalonada de encuentros y desencuentros, que los conflictos son normales. La dificultad aparece cuando se angustian ante éstos, cuando temen que los menores dejen de hacerles caso y acaban empleando medidas coercitivas poco saludables para la educación de los niños y dañinas para las relaciones entre padres e hijos. Entonces un vínculo que podría ser fuerte y profundo se va enturbiando por la ira y la frustración.

Por su experiencia como madre y en su trabajo asesorando a familias ha constatado la necesidad que tienen muchos padres de encontrar las motivaciones para sus reacciones antes las conductas de sus hijos, además de herramientas eficaces para una convivencia positiva. Y se ha puesto manos a la obra con este Programa de Resolución de Conflictos , con el que consigue aumentar la autoestima de los padres, facilitarles estrategias para reaccionar de forma eficaz y proporcionada, y entender a sus hijos y lo que necesitan.

Los vínculos familiares son fundamentales para el sano desarrollo de un niño, por eso el ambiente de su familia tiene una gran influencia, y la capacidad de los padres para crear el ambiente adecuado consigue algo maravilloso y natural: que los niños disfruten de un hogar pacífico y alegre, desarrollen autonomía y responsabilidad, se apoyen en sus padres con confianza y colaboren en la dinámica diaria de la familia.

Las inscripciones para este Programa estarán abiertas hasta el 23 de Abril, una oportunidad excepcional para participar en un contenido hecho especialmente para padres e hijos.

Yo le metía una bofetada

le metía una bofetadaAsí empezó la queja de una vecina el otro día, hablando de una niña de 11 años del vecindario.

Entre las actitudes negativas de la niña, las que le haría ganar una bofetada, están:

– una falta de respeto extrema hacia los adultos, especialmente hacia su madre

– el hecho de comer de manera compulsiva comida basura (es capaz de tragarse de una sentada 6, y digo 6 planes de chocolate)

– el hecho de no comer casi comida de verdad (a excepción de pasta medio cruda y fría y embutidos)

– mentir constantemente sobre lo que hace

– molestar, mandar, hacer llorar y incluso pegar niños más pequeños que ella

… y la lista sigue…

 

Entonces yo pregunto

¿ y la madre? 

La respuesta : la madre no puede más con ella, consigue algo de respeto sólo con promesas de móvil, ordenador, ipad, vestidos y zapatos nuevos…

Estresada por esta situación ha dejado la niña a los cuidado de una niñera y se ha encontrado un trabajo justo en las horas en que la niña está en casa del cole.

 

Analizando  más descubro que la niña no tiene ni un SOLO juguete o libro de niños en casa, el motivo, a dicha de la vecina, es que rompe todo.

Se pasa el día viendo las telenovelas que siempre ha visto mirar a su madre.

Se encierra en la habitación de la madre para vestirse y pintarse de ella.

 

Mi propria conclusión es que la niña tiene una EXTREMA FALTA DE MAMÁ.

 

De una mamá que la acune, que la escuche, que la atienda y sí, también que le ponga límites positivos (que NO son prometerle un ipad si se porta “bien”)

 

Pero la madre le ha declarado la GUERRA.

La madre no puede con ella

La madre NO ESTÁ 

 

Sí, yo le metía una bofetada pero NO a la niña.

Yo metía a esa madre una BOFETADA MORAL para hacerle entender que tiene unas RESPONSABILIDADES como madre.

Ser madre no es un trabajo que podemos dejar el día en que nos aburre, es decir, cuando los niños dejan de ser bebés para convertirse en personas.

 

El trabajo de una madre es un trabajo CONSTANTE y sí también DURO y AGOBIANTE.

Pero un trabajo que estamos LLAMADAS a hacer, aunque sea a bofetadas morales, por el bien de nuestros hijos.

 

Si es sí es sí, si es no es no

La crianza natural NO quiere decir dejar que los niños hagan y reciban todo lo que quieren.

 

Establecer unos límites positivos es  esencial para que tú hijo se sienta confiado y seguro.

Para sentirse seguro tu hijo necesita que tu SÍ sea un SÍ y tu NO sea un NO.

 

Por ejemplo, si tu hijo te pide chocolate y le dices que no, por los motivos que tú veas, explícale porque no: ahora vamos a comer, has comido ya muchos dulces, etc…. De esta manera tu hijo podrá entender  el MOTIVO de tu negativa.

Lo podrá entender pero no siempre lo podrá aceptar …

Puede que se ponga a llorar y patalear porque él quiere el chocolate YA.

Pero si le hemos dicho que NO debemos mantenernos en nuestra decisión, consolarlo en su frustación pero NO cambiar el límite.

Si después de media hora de pataleos cedemos y le damos el chocolate, el niño no podrá entender si tu NO es verdadero o si quiere decir “no pero si lloras los suficiente será sí”.

 

Tu hijo se sentirá desconfiado, no sabrá si tus NO son verdaderos, no sabrá si tus NO se pueden convertir en SÍ, tendrá dudas sobre tus proprias acciones y decisiones.

 

De otro lado no me gusta decir – Te prometo- a los niños si no estoy segura de  que será así, mejor decir – Veremos-, tiene el mismo significado pero deja la duda y no establece una fecha precisa.

 

No siempre es fácil establecer límites positivos y ser constante con ellos, si quieres ayuda sobre como aplicar la disciplina positiva, te invito al taller on-line GRATUITO “Límites, normas y disciplina positiva” que se tendrá mañana 25/03 a las 22 hora española, clica en el título para saber más.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies