La vuelta al cole

Claro, hablamos de vuelta al cole  🙂 se acaba el verano, como siempre demasiado corto, refresca y tenemos que cerrar las ventanas, abiertas de par en par desde mayo y vuelta a la rutina.

Y como yo, miles de hogares, miles de niños y miles de madres angustiadas frente a la nueva vuelta al cole y a las BARBARIDADES y a los PEDIDOS ABSURDOS de varios, muchos, DEMASIADOS colegios.

Cuento mi experiencia no porque es mejor o más bonita sino porque debería ser LO NORMAL.

Vamos al cole el día 1 de septiembre, después de 3-4 días que mis hijos decían -cuándo vamos? cuándo vamos? cuándo vamos?-

En la puerta, me dejan la mano y se van corriendo a sus profesoras, abrazos, besos, -cuánto has crecido!- el verano resumido por mis hijos en 3 frases atropelladas ejejjeje.

Llego al fin, las profes me saludan con afecto, nos preguntamos cómo ha sido el verano.

Lo PRIMERO que me dicen son los tutores que van a tener mis hijos este año, uno la del año pasado, con la que hablé allí, la otra uno nuevo que ya conozco y que me atendió en seguida.

Como en seguida tengo la lista de materiales y de libros y todo lo demás.

Mis hijos ya abren las puertas de las clases, se sientan, sonríe.

Tienen ganas de volver a un sitio donde se les quiere, se les respeta, a ellos y a sus padres.

back-to-schoolFoto: Prawny

 

No sólo en tema de respeto, sino de empeño en el trabajo que hacen, la dedicación que ponen en las necesidades de cada niño, la apertura mental y la ausencia de juicios.

Además de respetar sus ritmos en cuanto a movimiento … cada vez que paso por el patio del colegio, los veo fuera 🙂

Salen fuera entre clase y clase, salen fuera en un recreo bien largo.

Salen fuera para ir al polideportivo, a la aula de música y al colegio de los pequeños a hacer actividades.

Y salen casi una vez a la semana de excursión.

 

A mi este trato NO me parece ESPECIAL, me parece NORMAL.

 

Lo que debería ser en TODOS los colegios.

 

 

Escuela libre en Valladolid

 

Hoy cedo mi blog a Cristina, una mamá que quiere crear una escuela libre en Valladolid

Cristina

Hola mamis! soy Cristina mama de Sergio.

Como algunas ya sabéis , tengo la necesidad de que exista una escuela libre, después de la mala experiencia con Waldorf no fue exactamente lo que esperaba.

Empece a ver otros proyectos que existen en otras ciudades, uno de ellos “in situ” PAPOULA en Fuentelfresno Soria.

Mi marido y yo hicimos el taller de acompañamiento de los procesos emocionales, y lo vimos claro , había que intentarlo.

Nuestros básicos ( cada una tendréis los vuestros y si no ya los tendréis después de buscar info sobre el tema), para consensuarlos

-1 una escuela basada en la crianza con apego/natural, en el respeto, pedagogía libre,

-2 una escuela abierta a los niños y sus familias ( que si quieren puedan estar) una extensión de sus casas

-3 una educación sin etiquetas, sin premios, ni castigos( ningún tipo), sin exámenes ni calificaciones

-4 una educación a la que todos puedan acceder autogestionada y cooperativista

-5 que la prioridad sea el juego libre ( la naturaleza les doto con esta necesidad para el aprendizaje,) y la importancia de las emociones y cuidar la afectividad.( antes de aprender conceptos primero debo saber quien soy y que siento( despertando al dragón dormido, una revolución en la escuela Cristina romero)

-6 conocimiento de la naturaleza y en contacto con ella.

– 7 disciplina positiva y acompañamiento de los procesos emocionales cuidando la afectividad y el contacto físico

Si tu también sientes esa necesidad , ponte en contacto conmigo a Crixtrix31@gmail.com

 

Aprendizaje divertido – Entrevista a Diana Lopez

Hoy tengo el placer de entrevistar a mi amiga Diana Lopez del blog ActividadesMultisensoriales
 
Diana LopezHola Diana, por favor preséntate para las amigas de Madres Naturales

¡Hola Lily! Y gracias por ofrecerme esta oportunidad para que las amigas de Madres Naturales me conozcan un poco más.
Soy Diana López Merinero y vivo en Madrid (España) con mi marido y mis dos hijos, una niña de 7 años y un niño de 4. Ambos están escolarizados y sigo muy cerca su educación de mis hijos, imagino que como cualquier madre 😀 . La trayectoria escolar de mi hija no es muy diferente a la que esperaba como madre, es una niña que se integra bastante bien en el ambiente escolar y las actividades que realizaba con ella eran muy tradicionales, simplemente buscaba alguna ficha un tanto divertida para que hiciera en casa pero se limitaba a lápiz y papel.

En cambio, mi hijo es el que me ha permitido investigar y ampliar mis conocimientos. Él es muy diferente a su hermana y todo lo que había hecho con mi hija no le servía a él. Busqué información, leí mucho en la red, también me suscribí a muchos blogs de educación, incluso he realizado cursos online y presenciales que me han permitido entrar en un mundo mucho más bonito en el que todos nos divertimos más a la hora de aprender.

¿Cómo te vino la idea de emprender on-line?

Pues por una serie de casualidades de la vida que las he visto como oportunidades que hay que aprovechar.
Mis ideas las comentaba entre las otras madres del colegio de mis hijos y les gustaba. Como a veces resultaba difícil explicarlo sin tener ninguna imagen delante se me ocurrió la idea de abrir un blog en plan de hobby, simplemente para subir las fotos y que se entendieran mejor las actividades que hacíamos todos juntos en casa.
Al mismo tiempo, mis circunstancias laborales han ido cambiando a peor y estoy segura de que aún cambiarán más. No creo que lo mejor sea quedarse sentada así que vi que muchas madres de los blogs a los que estoy suscrita habían cambiando su hobby por una actividad de la que poder vivir haciendo algo que les gusta e intentando conseguir beneficios de su emprendimiento. Pero, ¿cómo?

Yo conocía a Mónica Salazar de su blog (ahora comunidad) Familia Libre para temas de crianza principalmente. Me enteré de su comunidad eMMprendedoras y me uní a ella en abril de este año. También compré el libro de Azucena Caballero “Herramientas Fundamentales para Emprender con Éxito Online” que te permite el acceso a su grupo de facebook “Mesa redonda para mamás emprendedoras” y en ese fantástico grupo he conocido muchas otras emprendedoras y, principalmente, conecté con Paloma Reino de “Ingresos hoy en día”.

Gracias a Mónica y Paloma he conseguido que mi proyecto ActividadesMultisensoriales.com salga adelante. Son un gran apoyo y te guían paso a paso cuando no sabes por dónde seguir. Pertenecer a eMMprendedoras me ha permitido aprender de todos los proyectos de las chicas de la comunidad, tanto de los que ya llevan mucho tiempo como de los que estén en el mismo punto que el mío. Y la experiencia y los conocimientos de Paloma me ayudan a adaptar mi proyecto a mi país.

El tema de tu blog me encanta, ¿por qué elegiste este nicho?

¡Porque a mí también me encanta! 😀  Creo firmemente en hacer aquello que te apasiona y, para mí, la educación de mis hijos es prioritaria al igual que para muchas otras madres (y padres, ¡claro!).

Como ya he comentado, me puse a leer y buscar actividades que le permitieran a mi hijo concentrarse durante un rato porque le resultan atractivas y entretenidas. En todo este camino descubrí porqué mi hijo era tan diferente de mi hija y, para mi sorpresa, también descubrí que mi hija era diferente a como yo creía. Cada uno de ellos tiene una forma diferente de aprender y diferente a mi forma de aprender, y lo que tienen en común es que les gusta involucrarse en la actividad, les gusta tocar y manipular los materiales. Y entonces es cuándo recuerdan los conceptos que hemos estado trabajando durante la actividad.

En el colegio principalmente memorizan todo y así se les olvida mucho de lo que estudian. Eso no es aprender porque cuando aprendes algo de verdad nunca lo olvidas. Y quiero transmitir esto a mis hijos, quiero enseñarles que es divertido aprender y que no se reduce a memorizar, quiero motivarles a que investiguen los temas que les interesen, a que sigan curioseando y preguntando todas sus inquietudes, que no se queden conformes con la explicación del profesor si no lo entienden y que busquen otras formas de entenderlo.

Ahora que son tan pequeños les ayudo en este camino pero estoy segura de que serán capaces de hacerlo solos en un futuro.

¿A quién está dirigido tu blog?

Principalmente a padres que tienen a sus hijos escolarizados y que sienten que sus hijos no están aprendiendo de verdad, que les tienen que explicar los conceptos muchas veces porque no los entienden y que ya no saben cómo explicárselos porque se encuentran faltos de recursos.

También está dirigido a aquellos padres que quieren disfrutar de sus hijos haciendo actividades todos juntos, que sean divertidas y sorprendentes pero que no tienen tiempo de buscarlas y prepararlas.

Aunque también me he encontrado con maestros de educación infantil y primaria que se han suscrito a mi boletín porque les gustan las ideas que propongo para trabajar con los niños de su clase.

¿Qué proyectos futuros tienes?

Lo más inmediato es abrir el blog en mi sitio ActividadesMultisensoriales para poder llegar a más personas. Y después quiero centrarme en crear productos adecuados a necesidades de los suscriptores como actividades por temática, por ejemplo. También tengo en mente abrir algún tipo de foro o recurso similar en la que los suscriptores puedan participar y colaborar, manteniendo un diálogo más fluido entre todos, en la que todos puedan proponer alguna actividad que han disfrutado con sus hijos, por ejemplo.

 

Así que, ya sabéis, si buscáis actividades divertidas y educativas … Diana os espera en ActividadesMultisensoriales.

 

De dientes rotos y de vínculo familiar

 

A mi hija le han roto las 2 paletas en el colegio.

Ella estaba en el pasillo y un niño que  pensaba que ella jugaba al pilla pilla la ha empujado contra al muro con la cara.

La dentista me dijo que tenemos trabajo para meses, primero para reconstruir la paleta rota, luego para curar la otra que muy probablemente tiene las raíces muertas a causa del golpe y se morirá … así que con el tiempo tendrá que ponerle un postizo …

Pasó la semana pasada pero no quise decir nada en primer lugar porque los problemas no se van a solucionar más rápido si  hablamos siempre de ellos , sino todo lo contrario, mientras nuestro cerebro se queja no puede encontrar una solución.

Y también porque hasta que conocía el desenlace estaba un poco nerviosa, ahora que ya sé cuanto trabajo llevará, cuantas horas de dentista, cuantas curas y cuantos sufrimientos, parece una paradoja, pero estoy más  tranquila.

Tranquila porque sé con seguridad que tiene mi hija, era la incertidumbre y no el accidente en sí que me tenía nerviosa.

 

Resultado: mi hija tiene los 2 dientes rotos y tardará años en curarlos.

Realmente podría haber reaccionado de 2 formas:

decir –los niños son así– y dejarlo correr, dando a entender que es normal que entre niños se den de cabezazos en el muro jugando

– o enfadarme con el colegio y pedir responsabilidades.

 

Con la primera reacción habría demostrado un desinterés hacia los problemas de mi hija y también un desconocimiento de los niños en general ya los accidente ocurren pero son diferentes de los golpes adrede.

Los golpes dados adrede hablan de un niño con faltas de vínculo familiar … yo esto lo sé, soy consciente.

Un niño que viene a la escuela solo, un niño que come un paquete de patatillas a las 9 de la mañana, un niño que viene a mi casa y hasta se queda a comer y … yo nunca he visto a sus padres.

 

Decimos la verdad ¿ tú mandarías tu hijo de 8-9 años a casa de alguien que no conoces?

El sentimiento que me empuja a acompañar a mi hija  a casa de sus nuevas amigas, quedarme un rato a hablar con sus padres y ir a recogerla a la hora que le he dicho, ni antes, ni después, no es sobreproteger sino cuidar.

Cuidar a mi hija y cuidar el vínculo familiar. 

 

Así que nos enfrentamos a un niño desvinculado  de su familia, un niño al que es muy difícil hacer entender las pocas reglas básicas de mi casa, un niño al que es difícil dar de comer, un niño que sin embargo se entusiasma hasta con la más pequeña de las cosas compartidas, una partida al UNO es mágica para él …

Un niño que pide a gritos vínculo, un niño que cuando ha visto el vínculo que tenemos mis niños y yo … ha reaccionado con violencia hacia mi hija.

De toda esta historia lo único que me queda quemando dentro es la tristeza.

Y podemos ahora perdernos en el tema del cole, porque allí no había maestros mirando a los niños y muchas cosas más pero en realidad el colegio no tiene responsabilidades sobre la educación de los niños.

Los niños tienen que ir al cole educados … y para ellos también es un problema tener en clase niños así.

Así que de poco me habría servido enfadarme con el colegio.

 

… Lo que sí me gustaría sería ir a ver a la mamá de este niño y ayudarla, … sí, ayudar a ella y a su hijo a instalar entre ellos un vínculo seguro, una relación fuerte que haría desaparecer los problemas de este niño en las relaciones sociales.

¿Por qué no voy?

Porque tengo miedo de darme contra un muro, tengo miedo de encontrarme delante de una puerta cerrada, de una persona que no quiere entender lo  que yo le explico… una mujer que no quiere ver porque tiene miedo a mirar dentro de ella…

 

Cada día, cada día, en los pequeños accidentes y en los grandes problemas, aprendemos o reconfirmamos algo que sabemos, los dientes rotos de mi hija me han enseñado algo que ya sabía: que los niños vinculados se relacionan mejor con los demás, no son violentos, ni celosos y entienden el dolor ajeno.

 

Yo sé … porque yo lo sé en el profundo de mi alma que mi hija NUNCA habría hecho una cosa así … no porque sea mejor ni más inteligente sino porque está vinculada con su familia.

 

Una vez más la solución a los problemas de los niños, que serán  adolescentes y adultos, es el vínculo familiar. 

 

 

Elegir colegio en 10 minutos

 

cole tablones

Que se ve desde la ventana de la clase de mi hija

 

Como sabes este verano fue un tiempo lleno de novedades, dejamos nuestra casa, nuestra zona, nuestra zona de confort, para mudarnos a 1200 km de distancia, a la calurosa Andalucía.

Todo nuevo, todo por descubrir… también el colegio.

Claro que antes de venir aquí me informé con las personas que conozco en esta zona sobre el mejor colegio pero … hasta que no lo veo con mis ojos no puedo estar segura.

El primer signo del respeto y de la competencia de este colegio lo vi nada más llegar al pueblo, cuando pasando delante del colegio vi el mural que cubre la fachada: un bonito dibujo con muchos niños de muchas razas jugando y la escrita –Para educar a un niño hace falta una tribu entera– un proverbio africano que ya conocía y con el cual estoy plenamente de acuerdo.

 

Luego, los primeros días de septiembre, nos fuimos para verlo por dentro y coger los papeles para matricularnos.

Me encontré con una secretaria muy amable que en primer lugar se agachó a altura de los niños, les preguntó sus nombres y bromeó con ellos; luego, mientras estábamos hablando y mis hijos estaban explorando la entrada y los pasillos,  mi niño vino corriendo a hacerme una pregunta, ella se calló, escuchó el niño, le contestó amablemente y luego reanudamos nuestra conversación.

Ni que decir tiene que me impresionó mucho esta actitud que por cuanto para mí normal no lo es cuando entramos en un colegio publico.

Nos llevó a ver la clase de mi pequeño, la biblioteca y el patio explicándole  a los niños todo lo que querían saber.

Me gustó porque su prioridad fue explicar a los niños … yo, claro, estaba allí y escuchaba, pero lo normal es que expliquen a la mamá y que los niños estén allí de relleno cuando justamente ellos son los protagonistas: otro punto a favor.

Hablando del viejo colegio me dijo que yo no tenía que hacer nada, que ellos se habrían puesto en contacto con la directora del centro de Galicia para que le mandara toda la información, un punto más.

Y respeto a los libros me dijo que no había que comprar nada: el colegio pone a disposición de los niños los libros de texto que a final de curso pasan a los del curso sucesivo: me pareció genial, no sólo por el gran ahorro que esto supone, sino también porque los niños así aprenden que deben cuidar los libros porque el siguiente año pasan a otros compañero.

En sólo 10 minutos me han hecho una buenisima impresión, a mí y a mis hijos.

 

Hoy que ha sido el primer día mis hijos iba con ilusión y emoción … iban felices.

Y nada más llegar al colegio, allí entre muchos alumnos y muchas mamás, cuando han llegado los profesores los niños se han abalanzado sobre ellos, abrazándoles y saludándoles … así me he podido dar cuenta cuanto los niños  quieren a los maestros y cuanto estos han instalados con sus alumnos un vinculo afectivo que va más allá de la simple relación profesor-alumno.

 

Otra prueba a superar era el comedor, especialmente para mi hijo que no es de buen comer.

Cuando salieron del comedor le pregunté que había de comer y me dijeron que entre otras cosas había ensalada con cebolla roja, algo que mi hijo no soporta y que siempre le permito dejar a un lado.

Me he sorprendido cuando me ha dicho que también allí le han permitido dejarla en el plato cuando le ha dicho que no le gustaba, no ha habido presiones no chantajes para que se la comiera, simplemente –Si no te gusta, dejala allí– … como hago yo en  casa.

 

Así que me quito el sombrero por este cole nuevo y estoy segura que nos espera un año muy agradable.

 

 

Los deberes y la educación

familias naturales  

Aportación de Lore de FamiliasNaturales

“los deberes no proporcionan ningún beneficio académico para los alumnos de primaria y existen serias dudas sobre si son recomendables para los estudiantes de secundaria”. –Alfie Kohn –

 

Desde que iba a la escuela, me pregunte para que servían los deberes… Digo, me pasaba toda la mañana en la escuela, de las 7 am a la 1 pm. Martes y jueves teníamos gimnasia por la tarde, a las 4pm y los viernes, en vez de salir a la 1 pm salíamos a las 2.45 porque teníamos ingles. Y encima teníamos que hacer deberes, trabajos, preparar clases!!

Si realmente querías hacer bien las cosas, o sea, tener buenas notas, con todo eso, no te quedaba tiempo ni para respirar.

Una vez que deje la escuela, sin aun encontrar una respuesta real al tema de los deberes, poco a poco olvide el tema. Ahora que soy mama, me lo vuelvo a cuestionar. Y por mas que busco, no encuentro razones de peso y lógicas para esto. Pero si encuentro miles de razones, por las que considero que el darle tareas a los niños, lo único que hace es quitarles su infancia.

Pensemos… Van varias horas al colegio, están encerrados, sentados escuchando sus lecciones, estudiando. Llegan a sus casa y tienen que seguir en la misma. ¿Cuando juegan? ¿Cuando están con sus padres? ¿Cuando hacen las “cosas” típicas de los niños? Hay veces pienso que lo hacen para que en la casa se queden quietecitos en la mesa o encerrados en su habitación haciendo sus “deberes”. Cualquiera siendo niño pensaría que es una conspiración entre padres y maestros jajajaj 😉

¿Cuando viven su infancia? Tiempo precioso, que una vez que pasa, ya no vuelve…

 

Yo no puedo creer, que la educación de hoy no se plantee este y muchos otros puntos que creo, no solo quedaron obsoletos, sino que crean conflictos. Debe ser por esto que hemos decidido educar en casa a nuestro pequeño cuando llegue a su “edad escolar”…

“Edad escolar” eso también me hace pensar: ¿que significa, que a partir de los 5 años y hasta los 18 uno solo vive para el colegio? (ese será tema para otro articulo :-D)

Realmente espero, tengo la esperanza, por el bienestar de los niños, que en un futuro serán los adultos que lleven adelante esta sociedad, que la educación comience a rever sus ideas, la ideología y métodos que dan por sentado que son los mejores y empiece un cambio. Cambio que ya se inicio con las escuelas libres, la educación en casa, entre otras, pero hablo de la educación publica, de la educación actual y oficial (como la llaman al menos aquí en Argentina).

Ustedes, ¿que piensan de la educación actual? ¿Y de los deberes?

Esto no lo he estudiado

Acabamos de llegar de nuestro viaje y mis hijos se han reincorporado en el colegio con unos días de ausencia, en total 6.

Por el pequeño no ha sido un problema ya que va en infantil pero la mayor ya está en segundo de primaria (cómo vuela el tiempo) y ha vuelto a clase con la mente en blanco.

Cuando empezaron las vacaciones estaba estudiando las restas de 3 cifras con llevadas, de hecho llevó algunas para hacer en las vacaciones que hizo en los primeros 2 días, incluso un día una amiga le inventó una resta con llevada de 6 cifras (yo lo vi pero no dije nada) y la mi niña la resolvió, no digo sin problemas pero sí con la tranquilidad de saber hacerla.

 

Y en pocos días de viaje … se le ha ido todo.

 

El primer día de cole ha vuelto a casa con el libro de mate, ha abierto la hoja, ha visto las restas con llevadas y ha dicho – Esto no lo he estudiado –

 

Así que … vuelta a empezar todo de nuevo.

 

La primera la hemos hecha juntas mientras yo le explicaba los pasos, la segunda se la dejé a ella pero … allí no había ningún numero justo :(, entonces la segunda también la hicimos juntas.

Por la tercera se distrajo con los demás niños que estaban jugando y allí no la daba hecha tampoco, así que le aconsejé de irse en un lugar más silencioso, donde fuimos juntas y, a mí lado, la hizo.

Cuando la dejé sola para hacer la cuarta también se distrajo y cuando fui a verla se enfadó diciendo que no lo sabía hacer.

 

Entonces le recordé lo bien que lo hacía hace sólo pocos días, le recordé la resta de 6 cifras, le recordé la concentración que le hizo falta para resolverla, le recordé su sonrisa cuando se dio cuenta que sabía hacerla y …  hicimos juntas esa resta.

 

Me fui otra vez, en un lugar donde puedo verla ya que mi casa es un loft, y la dejé hacer la quinta y la sexta, las últimas.

 

A los dos minutos estaban hechas, con los pasos bien hecho, sólo con un solo pequeño error de calculo.

 

 Ella estaba encantada.

 

Le revolví los cabellos y le sonreí feliz, había vuelto a recordar y para ella era todo un logro.

 

Bien por mi niña 😀 

 

 

 

 

Mis hijos NO son iguales

En la foto me ves cargando a mi beba grande. 😀

Vengo, en caliente, jeje, de una reunión con la profe de mi pequeño.

En primer lugar debo decir que es una persona muy buena, que realmente ama los niños, que le estimula con temas diferentes y siempre entretenidos, sí, estoy muy feliz con ella.

 

Ella ha seguido también mi niña mayor, así que en total lleva 3 años al lado de mis hijos y tengo con ella una buena relación de amistad.

 

Pero lo que le expliqué hoy en la reunión y que ella, por cierto, aceptó de buen grado, fue que mis hijos NO son iguales.

 

Mi niña es alegre, saltarina, extrovertida, chillona, animosa … y si algo la molesta, habla, contesta, se exprime, no queda callada sino que dice lo que piensa aún a cuesta de no ser entendida pero se saca la piedra de encima.

 

Mi niño es otra cosa: es introvertido, tímido, callado, soñador, … y si algo le molesta se calla, pero luego tiene repercusiones en otras áreas. …

 

Y la reunión venía a cuenta de porqué el niño se hizo pis en el cole y llegamos a la conclusión que tuvo que ser una frase un poco brusca, un momento en que no fue atendido con todo el cariño que necesitaba.

 

Y bueno, tampoco es cuestión de hacer un drama, pero sí de encontrar la causa del problema porque no se repita. 

 

La educación que valía por mi niña, que se saca los problemas de encima enseguida, si puede los resuelve, si no, los guarda positivamente, no vale para mi pequeño que se guarda las faltas y luego la saca negativamente para otro lado.

 

Y me ha gustado tener la comprensión de la profe, debo decir que después de esa reunión somos un poco más amigas.

 

Sí, porqué ningún niño es igual a otro, aunque sean hermanos criados de la misma manera, ningún niño reacciona igual.

 

Y luego pienso … pienso a mí y a la profe que hablando hemos llegado a la causa del problema porque no se vuelva a repetir …

 

Y pienso a los niños que cuando vuelven a casa mojados son reñidos, llamados meones y pequeños SIN entender la causa del problema del niño. (te prometo otro post sobre este tema)

 

En conclusión estoy muy feliz de que mis hijos sean tan diferentes.

 

Ellos son ÚNICOS y yo los quiero ASÍ.

 

 

Adapatción al cole : sentimientos de mamá

A un mes del principio del nuevo año escolar … yo todavía no estoy adaptada al cole 🙁

Ya escribí un post a los 10 días de empezar el cole y aquí va otro…

No consigo acostumbrarme y mis hijos tampoco.

 

Uff… cómo estoy 🙂

 

Vamos a explicar mejor, siempre acepté el colegio, mis hijos tenía que ir y además de buena gana así que no iba a ser yo a decirle que el colegio no era bueno.

 

Una nota: si no te gusta el colegio y tus hijos tienen que ir, por favor, no hables mal del colegio frente a ellos, si no tendrán aún menos ganas de ir.

 

Le decía toda feliz que en el cole iban a aprender y que aprender mola y bla bla bla, siempre con una sonrisa, y sincera, de veras tenemos mucha suerte con nuestro colegio.

 

Y aguantaba sus malos humores por la tarde, o por la mañana…

 

Luego conocí en la red a muchas mamás que educan en casa y … me entró el gusanillo.

 

No porqué quiera seguir la moda , sino porque veo REALMENTE el impacto que el colegio tiene en mis hijos …y en mi misma.

 

Cuando están en casa se despiertan a su hora, desayunan tranquilos, eligen ellos a que jugar o que hacer, no tienen problemas entre ellos, entienden perfectamente si le digo algo, son más rápidos a encontrar soluciones a los problemas, no ven tele, se involucran en las tareas de la casa, descansan mejor y por tanto están más tranquilos… son más felices, sonríen más ….

 

Cuando están en casa yo los tengo aquí, puedo ver sus sonrisas, sus enojos, sus problemas, valuar sus reacciones y aplaudir sus logros : mis hijos no son una carga, estoy encantada de tenerle a mi lado.

 

Cuando van al cole es diferente. 

 

Se despiertan demasiado pronto, y no soluciona nada ir a dormir más pronto, ellos se quedan con sueño y ansia de tener que irnos .

No desayunan con calma, sino medio corriendo, no porque no tenemos tiempo, nos levantamos 3 cuartos de horas antes de salir de casa, a veces una hora, sino porque están ansiosos porque saben que se tiene que ir ya.

Claramente no tienen tiempo de ayudarme en casa, no lo digo para mí sino para su proprio aprendizaje.

Están más nerviosos, el pequeño llora por problemas que sabría enfrentar bien si estuviera menos cansado, la mayor se enfada por lo que dice su hermano … uff…

Si le digo algo … se pierden, llevan ya acumulada tantas informaciones por la mañana que su cabecita no da para más …

 

Y cuando van al cole yo soy diferente: no tengo su compañía constante, sus risas (vale, también sus gritos 🙂 ) su presencia, sus preguntas, sus reclamos …

 

Llego en esta casa vacía, voy moviendo cosas que se quedarán allí todo el día sin que ninguna manita de niño la coja para inventar con ella un juego. Limpio algo que no han tenido tiempo de ensuciar. Me hago de comer para mí sola, como sola sin los cincin de mi hija que siempre animan la mesa. Escucho el silencio constante … no estoy acostumbrada. 🙁

 

También trabajo en mi blog, pero también lo hago cuando están en casa, no es esto….

 

Me siento sola.

 

Vale que los niños tienen que estar con otros niños pero hay niños también en los parques, en la calle, en las casas … no sólo están en el cole.

 

Vale que los niños tienen que hacer amigos pero si tienen alguien en la clase que la piensa como ellos, si todos los demás son diferentes, tampoco hacen amigos (esta es mi niña que no le gustan las princesas)

 

Vale que los niños tienen que aprender a vivir solos … ¿vale? ¿por qué? ¿quién lo ha dicho?

 

… Tengo siempre más ganas de educar mis hijos en casa …

 

Sé que no será una decisión para mañana sino que tendrán que pasar meses, puede que años, sé también que será difícil para mí y para ellos pero VEO la alternativa, algo que hace solo algunos meses no veía y … sólo me quedaba aguantar.

 

Y cómo yo no soy una que le guste aguantar, ahora que veo la alternativa, me he hace siempre más difícil aguantar.

 

Me se ha ido la lengua en este post, ha salido muy largo, este más que un post, es un desahogo 🙂

 

Pero es que mis sentimientos de mamá me dicen que, ahora que conozco la alternativa, no voy a acostumbrarme fácilmente al cole.

 

 

 

 

Dejar los niños en el autobus

En estos días de vuelta al cole (a la que todavía no me he acostumbrado) se habla mucho de adaptación, de cómo hacer para que nuestros hijos entren en el cole felices, se adapten a vivir sin su mamá. [Read more…]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies