¿Cómo tener un embarazo sano?

Escucha tu instinto materno y se feliz: Antes que todo siguiendo nuestro instinto maternal, si escuchamos nuestro cuerpo podremos entender las necesidad de nuestro bebé.

Si estamos felices, ilusionadas con la llegada de nuestro pequeño,si nos sentimos bien,si nos sentimos fuertes y llenas de vida, el niño también estará bien.

Trasmitimos a nuestro bebé nuestras sensaciones y el primer deber de una madre es proporcionarle un hogar feliz, empezando por el vientre materno.

No tenemos que olvidar lo que los biólogos Peter Gluckman y Hnason Marcos escriben en su libro The fetal Matrix ” Durante los nueve meses que pasamos en el útero, nuestro organismo se prepara para la vida”

En un estudio realizado por la profesora Vivette Glover del Imperial College de Londres se demuestras, por fin, de manera cientifica que el factor emocional influye en el desarrollo del pequeño, según el estudio la subida de cortisol en las madres, debida a la ansiedad en el embarazo, aumenta los riesgos de autismo, dislexia y hiperactividad en el pequeño.

 

Comunicarse con el bebé: Hablaremos con nuestro bebé, acariciaremos las barriga haciéndole sentir nuestro contacto, practicaremos masajes que le transmitan todo nuestro amor.

El contacto de los otros miembros de la familia también es muy importante, dejaremos que nuestros otros hijos o nuestra pareja o amigas hablen con el bebé a través de la barriga, que le transmitan todo su cariño a través de masajes y caricias.

Le mandaremos mensajes positivos y le haremos sentir querido y feliz aún antes de llegar al mundo.

Le hablaremos de lo bonito que es el mundo y de lo felices que seremos de tenerle a nuestro lado.

Le haremos sentir querido, le haremos crecer feliz ya desde el vientre materno.

En el desarrollo del embarazo deberemos seguir algunas reglas de vida sana.

 

Comer sano : La comida es muy importante en el embarazo, aunque no es verdad el dicho que “hay que comer para dos”.

Normalmente nuestro cuerpo nos pedirá algunos alimentos importantes : frutas y verduras biológicas, carnes  en menores cantidades.

Informarnos respeto a las verduras y frutas que contienen vitaminas imprescindibles y sobre los productos naturopaticos que nos pueden ayudar en el desarrollo del embarazo y en el parto

Debemos comer lo que nos pide el cuerpo, ni poco ni demasiado.

Es muy importante mantener un peso ideal, nuestro ginecólogo o doula nos podrá ayudar a establecerlo.

 

Beber mucho : Durante el embarazo es muy importante tener una buena hidratación, beberemos mucha agua y zumos. .

 

Hacer ejercicios moderados y constantes: pasear, cuidar del jardín. Es el momento justo para dedicarse a algún hobby que no implique mucho esfuerzo físico.

 

Usar roba cómoda: una mujer embarazada es guapa en sí, no necesita roba ajustada y tacones que pueden molestar el niño.

Una mujer embarazada está cómoda con unos pantalones o vestidos anchos y con unos zapatos planos.

La cosa más guapa de una mujer embarazada es su barriga y su sonrisa llena de amor.

 

Relajarse: dedicarse a actividades como leer o escribir.

Podemos estudiar libros sobre el embarazo y el parto para prepararnos, deberemos seleccionarlos por que no todos abogan por un embarazo y parto natural. Sería muy interesante compartir los libros con el padre o con la persona que nos acompañará en el parto. En mi página podéis encontrar libros  de crianza natural en el enlace Libros de Crianza Natural

Claramente podremos también leer libros diferentes, simplemente para relajarnos, libros de narrativa ligera que nos permitirán evadir de nuestras situación.

Podemos escribir un diario en en cual apuntaremos nuestras sensaciones y malestares para poderlos tener más claros y intentarlos solucionar lo más pronto posible y de la manera más positiva. Podrá ser un regalo estupendo para nuestro hijo cuando será mayor.

 

Dormir y descansar todo lo que necesitamos: El descanso es muy importante en el embarazo: descanso físico y mental.

Debemos cambiar nuestras organización con las tareas de la casa o del trabajo para cansarnos lo menos posible.

Podremos pedir ayuda a nuestras amigas o compañeros, no sentirnos culpables al dejar cosas por hacer.

Descansar a nivel mental es fundamental.

Debemos pensar el primer lugar a nuestro hijo y si nos encontramos en situaciones desfavorables, no debemos permitir que nos afecten demasiado.

No podemos permitirnos estar tristes o enfadadas: transmitiremos estas sensaciones a nuestro bebé y estas influirán en el desarrollo del pequeño.

 

Relacionarse con otras embarazadas y con otras madres: consultar con ellas todas las dudas, no tener miedo a preguntar.

Las otras madres son las mejores maestras, ellas ya han tenido esta experiencia , han resuelto los pequeños problemas y pueden ayudarnos a tener un embarazo más fácil y feliz.

Hablar con otras madres embarazadas, compartir las dolencias, ver que no somos las únicas a tener determinadas reacciones, nos hará sentir mejor.

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies