Cómo viajar en transporte público salvando las barreras arquitectónicas…

Me gusta usar el transporte público y además es un buen momento para leer, relajarse o simplemente contemplar el paisaje.

Pero cuando tenemos bebés y vamos con ellos en el autobús la cosa cambia mucho y tenemos varias opciones:

Si vamos con el carrito:

Buscar la zona habilitada para carritos que es la misma que hay para sillas de ruedas y que no hayan muchos, ya que el hueco que hay normalmente es para dos carritos o un carrito y una silla de ruedas y si hay mas puede ser que el conductor no te deje subir y tengas que esperar al siguiente autobús.

Hay veces que los carritos se enganchan y cuando vas a bajar tienes primero que pelearte con tu carrito y con el otro carrito para poder bajar.

O también puede ser que ese espacio esté ocupado con gente y tengas que pedirles amablemente que te dejen poner el carrito y ahi ya depende de las personas que se quiten o no.

Otra opción es que haya sillitas especiales que ya van colocadas en sentido contrario a la marcha, pero no en todos los autobuses hay. Además si vas con el carrito tienes que subirlo e igualmente buscar la zona habilitada para carritos o bien plegarlo. Y cuando vayas a bajar, coger al bebé y el carrito.

Con un portabebés es mucho más sencillo:

Subimos al autobús, si hay sitio nos podemos sentar eligiendo ir en el mismo sentido de la marcha o en sentido contrario. Yo personalmente siempre que nos es posible elijo asiento en sentido contrario a la marcha ya considero que es más seguro.

En caso de no poder sentarnos tenemos las dos manos para agarrarnos a alguna de las barras o incluso poder atender al bebé con una y con la otra sujetarnos ya que el bebé va sujeto firmemente y pegado a nosotros en el portabebé.

 

            Con mochila  Emeibaby y un niño de 4 años de pie en el autobús

            

 

      Con mochila Emeibaby y un niño de 4 años en sentido contrario a la marcha en el autobús.

    

Nosotros no tenemos metro pero en ciudades grandes en las que es la mejor forma de moverse para acceder al metro normalmente hay escaleras, no hay ascensor en todas las entradas de metro, con lo cual también dificulta para ir con el carrito y mas si va un@ sol@, que hace pide ayuda o baja o sube sol@

También nos podemos encontrar otras barreras arquitectónicas como escaleras metálicas, con el carrito tendremos que buscar el ascensor y con el portabebés podremos acceder directamente por ellas, esquinas o zonas de paso en las que un coche aparcado nos impida el paso….y un gran etc.

Con un portabebé ergonómico tu bebé va cómodo y seguro y tu también,

puedes llegar a donde quieras, sin barreras arquitectónicas.

 Utiliza siempre tu sentido común.

 Si quieres sabar más puedes contactar conmigo a través de: contacto@crianzaycontactoemocional.com

 

 

 

  Autora:

Foto cara1Soy Julia Bernal, auxiliar de enfermería, instructora de porteo y mamá de una familia numerosa.

La maternidad hizo despertar en mi la búsqueda de una maternidad basada en las emociones, de una crianza diferente, basada en el contacto, el apego, la cercanía, el respeto y dejando que el instinto siguiera su curso natural ya que nunca nos engaña.

Cuando asesoro a mamás y bebés se crea una sinergia especial en la que siempre enseño, aprendo y comparto lo cual hace que disfrute con lo que hago que es ayudar a otras mamás y bebés a encontrarse a conectar y disfrutar juntos este camino, a encontrar una forma diferente de acompañar a tu bebé en su aprendizaje

Te invito a visitar mi blog:  http://crianzaycontactoemocional.com/  donde puedes encontrar información y te puedo ayudar con tus dudas de porteo.

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies