Dejar el parque sin llorar

Estos días de viaje estamos descubriendo muchos parques nuevos en los sitios donde paramos.

Mis hijos conocen nuevos amigos y yo nuevas mamás: observo, entablo conversación, algunas veces recomiendo mi blog 🙂

 

Y, más que nada, estudiando las diferentes reacciones, encuentro ideas para mis post.

 

El otro día me llamó la atención las diferentes maneras en la que las mamás dicen a sus hijos que deben dejar el parque.

 

Vamos a analizar unas frase que he es escuchado:

 

  • Nos vamos y calladitos: el niño sigue a la mamá porque tiene miedo a la autoridad, no se atreve a explicar sus razones y gustos personales. Esta frase no admite respuesta: nadie se para a pensar en los deseos personales del niño, simplemente la mamá es la que manda y el niño debe obedecer.
  • Vamos que te compro otra chocolatina: el niño sigue a la mamá porque quiere el juguete, golosina, caramelo… Esta frase habla de un vacío del niño que prefiere el objeto a sus deseos personales (quedar más rato). Esta frase tampoco admite respuesta: el niño pone a un lado sus gustos para tener el objeto. También me llama la atención la palabra otra … ¿otra?
  • Dentro de X minutos nos vamos a hacer Y: esta es mi frase preferida y veo con placer que no muchas mamás la usan. Con esta frase se enseña al niño que hay un tiempo de juego “libre” (en el parque) y luego habrá un tiempo para hacer otras cosas. Con mis hijos me gusta repetirla a menudo, especialmente ahora que todos los parques son nuevos. Dentro de 10 minutos, de 7 minutos, de 5 minutos, esto da tiempo al niño de jugar con todo lo que quiere sabiendo que tiene un tiempo limitado. Además, explicar al niño lo que vamos a hacer después le ayuda a disfrutar de lo que tienen ahora y a “tener ganas” de hacer la nueva actividad. Esta frase sí que admite respuesta, a menudo me dejo “larga” de tiempo para poder ceder si mis hijos piden 5 minutos más.

 

¿Tú cómo explicas a tu hijo que debéis dejar el parque?

 

 

Comments

  1. Yo me anticipo un ratito antes como de 20-15 minutos y voy avisando de aqui a un cuarto de hora nos hemos de ir a casa, a comprar, a…siempre intento proponerle algo interesante para hacer juntas en casa, etc. Le explico que puede aprovechar para acabar de hacer lo que le apetece antes de marchar. Muchas veces antes de que acabe el tiempo, ella misma me dice ¡vamos mamá! Otras veces, se lo voy recordando cada 5 minutos y si está haciendo algo que le gusta mucho me retraso 5 o 10 minutos más.
    Si la veo muy angustiada le comento que a la tarde podemos volver a ir al parque después de comer.
    Normalmente suele marchar contenta. Cuestión de diálogo, supongo!
    http://www.criaryjugar.com

    • Hola Gema y gracias por tu comentario.
      Sí, es cuestión de dialogo, las mamás entendemos que a nuestros hijos le gusta estar en el parque, que disfrutan allí y entendemos si quieren estar más … y lo permitimos.

      Me parece esencial ENTENDER a los niños.

      Besos a tu pequeña.

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies