Diferentes fuentes de input: Cuentos

Los libros de cuentos son una fuente muy buena de vocabulario y gramática. Sirven para presentar el pasado como tiempo verbal y además el lenguaje hablado a través de los diálogos. Los cuentos tienen una estructura única en la forma que se desarrollan que por un lado atrapa al lector con su trama y por otro le da una estabilidad ya que la forma en la que se van escalonando los hechos hace que uno pueda predecir lo que va a suceder. Esto es lo más importante de los libros de cuentos, la trama que te atrapa y que hace que quieras seguir leyendo para poder saber qué es lo que va a pasar después.

Los libros de cuentos, ya sea que se lean en vos alta o que se compren y escuchen como audio-cuentos, son una gran ayuda para practicar la pronunciación. Además, y lo más importante, es que ayudan a aprender la entonación del idioma. El inglés tiene una peculiaridad y es que la entonación aporta mucho significado a lo que se dice. Nosotros, los hispano-hablantes, otorgamos significado a través de la entonación pero no es tan importante como en el idioma inglés. En este último, el cómo se dice es igual o más importante que el qué se dice.

Como verán lo que se puede aprender de los cuentos es mucho. Además de las posibilidades de aprendizaje, podemos citar las siguientes ventajas:

  • Ayudan a fomentar la imaginación en nuestros hijos. A los niños les encanta escuchar cuentos lo que a la vez ayuda a mejorar su concentración. Les ayuda a poder desarrollar sus propias habilidades de narración ya que ellos van aprendiendo a contar historias. Si los cuentos tienen imágenes, éstas ayudan a hilar la historia del cuento y a predecir lo que va a pasar.
  • Las imágenes también ayudan a nuestros hijos a aprender a describir. Si utilizamos las imágenes para contar el cuento y dejamos a nuestros hijos interactuar con ellas podremos observar como ellos empiezan a describirlas y a usarlas para recrear la historia.

Las desventajas de los cuentos son pocas, pero podríamos mencionar, como ya lo venimos mencionando antes, que tenemos que tener en cuenta el contenido del cuento que planeamos usar. Resulta increíble, pero muchos contenidos para niños no son tan apropiados, incluso en cuentos. Si tomamos los cuentos clásicos tenemos que considerar muchos aspectos de los mismos y ver si queremos que nuestros hijos estén expuestos a ellos, como por ejemplo la violencia. De todas maneras, dependiendo de la edad de nuestros hijos, podemos utilizarlos como disparador para poder hablar de esos temas y analizarlos juntos.

Otra desventaja de los cuentos es que tenemos que tener un nivel de inglés de medio para arriba para poder aprovecharlo al máximo. De todas maneras hay formas de utilizar los libros de cuento de manera que podamos aprender de ellos aunque no tengamos mucho nivel de inglés. A continuación voy a describir algunas formas de utilizarlos que van de lo más simple a lo más complejo:

  • Podemos optar por utilizar un cuento bilingüe o incluso uno en español pero que tenga imágenes para utilizar las mismas para describirlas en inglés. Una vez que nuestros hijos estén familiarizados con el cuento (porque lo conocen en español) podemos empezar a describir las imágenes en inglés. Sólo utilizando las imágenes para describirlas aprovecharemos una gran fuente de vocabulario para enseñar. Desde descripciones físicas, de lugares, de emociones. Mirando las caras de los personajes podremos introducir las emociones y como se sienten en inglés. También podremos aprender vocabulario sobre vestimenta, comida, animales, etc.
  • Otra forma de utilizar las imágenes es contando la historia a través de la descripción de las mismas. Ahí incluiríamos parte del vocabulario descripto en el apartado anterior, pero agregando la complejidad de hilar la historia con una narrativa simple. De esta manera podemos introducir tiempos verbales a la vez que le damos entonación a la narrativa.
  • Una alternativa a lo mencionado anteriormente es que se utilicen las imágenes del cuento con su descripción para contar una historia totalmente diferente a la que está escrita en el cuento. Esto puede hacerse con un cuento que ya conozcan porque ya se contó la historia o con un cuento totalmente nuevo. La verdad es muy divertido y es un disparador a la imaginación de nuestros hijos, especialmente cuando son pequeños y todavía no leen. Yo me asombro a diario con la capacidad de describir e hilar historias de mi peque con apenas dos años y medio.
  • La última y más compleja es contar el cuento tal cual está en inglés, utilizar las imágenes como apoyo visual y utilizando la entonación adecuada. Esto es lo más complejo no solo para el niño, sino para la persona que lo cuenta ya que necesita perfeccionar su pronunciación, su entonación y tener un nivel de inglés que le permita entender lo que lee para poder transmitirlo.

Como verán es mucho el provecho que pueden sacarle a los cuentos y es mucho lo que se puede aprender de ellos.

Y ustedes cuéntenme, ¿qué libros de cuentos tienen en casa?, ¿tienen cuentos en inglés, español o bilingües?, ¿cuáles son los cuentos que más les gusta a sus hijos?, ¿les gusta hacer actividades con los cuentos que leen o sólo les gusta escucharlos?

Leila Godino

Autora:

Mi nombre es Leila Godino y tengo un hijo de dos años de edad llamado Dante. Mi hijo nació el último año de mi carrera de profesorado en inglés, derribando todos los paradigmas que tenía sobre crianza y aprendizaje. Con inglesenelhogar.com quiero acompañar y ayudar a otros padres para que puedan enseñarles inglés a sus hijos o que se animen a aprender junto con ellos.

Trackbacks

  1. […] la entrega anterior analicé los libros de cuentos como fuente de input. Me pareció importante ponerlos por separado […]

  2. […] artículo fue una colaboración para “Madres […]

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies