Diferentes fuentes de input: libros en inglés

En la entrega anterior analicé los libros de cuentos como fuente de input. Me pareció importante ponerlos por separado porque los cuentos tienen una estructura única que es digno de analizar por sus propios méritos. En esta entrega voy a analizar los libros en inglés que no entran en el género cuento.

Aquí podemos encontrar todos aquellos libros en inglés con rimas, canciones, libros que sirven para introducir vocabulario como los típicos libros que presentan cosas que vuelan, cosas que se encuentran en la naturaleza, los animales de la granja, los colores, las texturas, etc. Estos libros se pueden conseguir en inglés y en español y de ambos se puede sacar provecho para realizar actividades en inglés.

Estos libros que describen categorías de objetos y cosas tienen la ventaja de ser muy sencillos ya que están pensados para niños pequeños, para introducirles distintas categorías de vocabulario de una forma simple y descriptiva. Son ideales para aquellos papás cuyo nivel de inglés no es muy alto ya que no tienen que saber tanto del idioma para entenderlos, con un diccionario de pronunciación, tanto físico como online, es suficiente para que puedan sacarle provecho y divertirse con sus hijos.

Los libros en inglés que contienen canciones o rimas son ideales para enseñar la pronunciación ya que como dijimos con las canciones, son pegadizas y además ayudan a predecir la pronunciación de lo que viene a continuación.

La desventaja más grande de estos libros (los de rimas y los que presentan objetos) es que generalmente al no contener una historia, un hilo conductor, los niños se aburren enseguida. Mi hijo por ejemplo con estos libros los mira un rato y después quiere que le cuente un cuento. Además cuando los agarra muchas veces quiere que se lo cuente como los cuentos y no que le muestre las imágenes.

Por ello una de las actividades que se pueden hacer con esto libros, además de introducir el vocabulario en inglés, es tratar de contar una historia. Si nuestros hijos son aún pequeños la historia la podemos inventar nosotros. Pero si nuestros hijos son grandes y ya se desenvuelven desplegando toda su imaginación, la historia la pueden inventar ellos. Dependiendo del nivel de inglés que tengamos nosotros y nuestros hijos, podremos inventar la historia en inglés o en español. Luego se pueden realizar actividades en inglés.

En caso de que no tengamos libros en inglés de este tipo, podemos utilizar libros en español que sirvan para presentar objetos. Como actividad podemos imprimir y plastificar los nombres de esos objetos en inglés y etiquetarlos en las distintas páginas, poniendo los nombres en inglés al lado del nombre en español. Para no arruinar el libro y para hacer la actividad interesante, es mejor que no los peguemos. De esa manera cada vez que busquen el libro pueden optar por volver a etiquetar los objetos con los nombres en inglés.

Espero que les sirva y que les haya gustado esta entrada y ya saben que espero sus comentarios.

Leila Maia Godino

Autora:

Mi nombre es Leila Godino y tengo un hijo de dos años de edad llamado Dante. Mi hijo nació el último año de mi carrera de profesorado en inglés, derribando todos los paradigmas que tenía sobre crianza y aprendizaje. Con inglesenelhogar.com quiero acompañar y ayudar a otros padres para que puedan enseñarles inglés a sus hijos o que se animen a aprender junto con ellos.

Trackbacks

  1. […] artículo fue una colaboración para “Madres […]

  2. […] artículo fue una colaboración para “Madres […]

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies