Fatiga por compasión

Los profesionales que trabajamos ayudando a aliviar el sufrimiento  a los demás podemos ser victimas de  FATIGA POR COMPASIÓN.

Según Figley, psicólogo, terapeuta familiar y profesor universitario, la empatía es la clave para trabajar con personas dolidas a nivel físico-emocional sin embargo también es una conducta que puede lastimar a nivel interno a los terapeutas.

Los terapeutas automáticamente absorben informaciones sobre el sufrimiento, el dolor, el miedo, la desesperanza …reviven  los sentimientos de las personas que apoyan y se cargan con sus problemas.

Cuanto más el terapeuta es empático, más es el riesgo de que padezca fatiga por compasión.

 

fatiga por compasión photo credit: AveLardo via photopin cc

La fatiga por compasión se  manifiesta como un estrés que afecta diferentes áreas de la vida del terapeuta y sus síntomas pueden ser :

– palpitaciones

– dolores de cabeza

– tensiones musculares

– cansancio

– desconfianza

– aislamiento

– vulnerabilidad

– dificultad de atención

– miedo

– tristeza

– ira

– desesperanza

– pesimismo

– ansiedad

 

A menudo el terapeuta se ve entre 2 fuegos, de un lado siente que las personas a las que apoya lo necesitan, a menudo se expresa con frases como – me necesitan- – nadie puede ayudarlos como lo hago yo- y no quiere reducir su  compromiso con su trabajo pero por otro lado se enfrenta a su propio estrés, a la desgana, a la falta de concentración que le empujan  a desconectar del trabajo y/o dar menos de si mismo.

La fatiga por compasión afecta a la resilencia dificultando la recuperación emocional de terapeuta y le lleva a poner el práctica  respuestas silenciadoras, es decir, en lugar de empujar a sus pacientes (o clientes) a desahogarse para aliviar sus problemas, tiende a redirigirlos hacia temas menos estresantes, a minimizar, a distraerse … lo que afecta directamente el trabajo con las personas a las que apoya.

 

Así, de una forma inconsciente, el exceso de empatía se convierte en frialdad, en indiferencia.

 

Es entonces extremadamente importante para los profesionales cuyo trabajo se basa en la empatía establecer sus propios  límites, internos y externos, para evitar la  fatiga por compasión  y poder seguir nuestro trabajo de forma activa y constructiva.

Si te interesa ampliar este tema y controlar si sufres o no fatiga por compasión, te invito a descargar el  pdf

ProQOL -vIV
PROFESSIONAL QUALITY OF LIFE
Cuestionario de Fatiga de Compasión y Satisfacción

 

 

 

Comments

  1. Se supone que un terapeuta está entrenado para que sto no ocurra, que tiene un supervisor para ayudarle a versus puntos negros/debiles y anticipar cualquier problema. Asi mismo el terapeuta puede llevar su propio proceso terapeutico. Toda reacción de este tipo es unresonarde la propianhistoriaque el paciente hace aflorar con la suya. No te resuena el dolor del otro sino el tuyo propio. Si eres terapeuta y te ocurre esto algo noestas haciendo bien. Un terapeuta tambien puede y debe pedir ayuda. Si no, se está cargando la etica profesional.
    Gracias!

    • Hola Monica y gracias por pasarte por mi blog.
      Muy de acuerdo contigo, somos nosotras los terapeutas las que en primer lugar tenemos que trabajar en nosotras mismas para estar lo suficientemente fuertes y limpias a nivel interior como para poder ayudar a los demás, es algo ESENCIAL si queremos hacer nuestro trabajo de forma positiva y efectiva.
      Un abrazo guapa

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies