Hermanos entre 1 y 3 años

Si tenemos más hijos las cosas se complican un poco dependiendo de la edad de los hermanos. Las diferentes situaciones, como todas las situaciones de la vida,tienen sus ventajas y desventajas emocionales y prácticas.

Si el hermano/a tiene entre 1 y 3 años:

 

Si nuestro segundo hijo se lleva poco con el primero, habrá ventajas y desventajas.

 

Ventajas:

 

La madre está acostumbrada

 

A dar la leche, a dormir con su pequeño, a seguir el crecimiento de los niños a cambiar pañales, a comer comida de niños. La madre está preparada psicológicamente, para ella estos años de su vida serán enteramente dedicados a sus hijos. Es una buena decisión por una madre, personalmente la comparto.

 

Dormiremos en la cama con dos niños, daremos el pecho a dos niños (hay hermanos grandes que la quieren, tampoco hay que presionarles), cambiaremos los dos niños y jugaremos con los dos niños.

 

Los horarios de siesta serán los mismos y nosotras aprovecharemos para hacer la siesta con nuestros hijos.

 

Unos años muy intensos y placenteros por una madre natural.

 

Cuando los niños crezcan y empiezan a tener su espacio proprio, la madre podrá volver despacio a su estilo de vida precedente, sin crear un rotura verdadera, adaptando su alejamiento al alejamiento del niño.

 

Los niños se quieren.

 

El vinculo que se crea entre los hermanos es potente.

Los hermanitos que crecen juntos, que se crían juntos, se quieren mucho.

El mayor no se acuerda de haber vivido nunca sin el pequeño.

Las vidas de los dos están complementarios, sientes de veras el lazo de sangre (¿o lazo de leche?).

 

Los dos niños se aman, quieren estar juntos, juegan juntos, se inventan sus juegos juntos.

 

No es bueno tampoco llegar a la dependencia en la unión, pero si los niños se llevan bien, son felices, ¿por qué separarlos? Pienso que una madre natural pueda entender sus hijos y establecer sola las pautas a seguir, las pautas que le dicta su corazón, las pautas para la felicidad de los niños.

 

Desventajas:

 

La madre se cansa.

 

Sí, nos cansamos, somos madres, no robot, y es justo admitir que nos cansamos.

Nos cansamos de cargar los dos en brazos, nos cansamos de amamantar a los dos, nos cansamos de vivir siempre pegadas a nuestros hijos.

 

Sería muy positivo poder compartir la crianza, por lo menos en los primeros años, con otra persona consciente, pareja o amiga, porque una madre sola se cansa.

 

Si podemos dejar nuestros hijos por lo menos pocas horas la semana con otra persona para hacer alguna actividad positiva (salir, practicar un hobby) nos sentiremos mucho mejor.

 

Si nos sentimos mejor, si nos sentimos bien, si descansamos, podremos volver al lado de nuestros hijos llena de ganas de verlos y de cuidarlos.

 

¿Los niños reciben menos cariños?

 

Sobre este punto hay unas buenas luchas.

Personalmente no estoy de acuerdo que sea siempre así.

 

Será deber de la madre natural prodigar a sus hijos TODOS los cariños que necesitan.

Para hacer esto ella deberá estar bien, mantener su sonrisa, ser feliz.

 

Si esto quiere decir compartir la crianza con otras personas conscientes, no debería sentirse mal, sino estar agradecida.

 

Los niños para crecer necesitan amor, la madre sabrá dárselo a los dos si está feliz.

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies