Hermanos mayores de 7 años

Hermanos mayores de 7 años

Si tenemos un niño mayor de 7 años y ahora tenemos a un bebé, podemos contar con la ayuda del hermano mayor, ya suficientemente grande para comprender las diferencias de necesidades entre él y el bebé.

 

Una vez más es importante no PRESIONAR al hermano mayor a hacerse responsable de su hermanito.

 

Pero si le explicamos las necesidades del bebé de manera clara, encontraremos en el mayor una respuesta positiva.

 

Además podemos seguir el desarrollo del pequeño sin que el mayor nos pida demasiadas atenciones.

Podemos estar tranquilas con nuestro bebé muchas horas del día.

 

Es importante, sin embargo, no olvidar al hermano mayor, estar con él, interesarse por sus cosas, y

naturalmente no fomentar los celos con actitudes comparativas.

Recordarnos que todavía es un niño, no exigir del mayor actitudes de adulto.

Estas son las ventajas para la mama. 

El niño mayor de 7 años que tiene un hermanito siente de manera natural las ganas de cuidar del pequeño, comprende sus necesidades, las cubre, a veces incluso las prevé.

 

Alrededor de los 7 años los niños tienen un importante cambio en el desarrollo que los lleva a tener una visión ya “casi” adulta con respeto a sus hermanitos, empiezan a ver a sus hermanos como nuevos elementos de la familia necesitados de muchos cuidados y no como un competidor de los cariños de la madre.

 

Claramente, y sé que me repito, la madre deberá prodigar cariño también a los hermanos mayores según su fase de desarrollo.

 

Los hermanos mayores muchas veces entenderán mejor esta relación natural entre hermanos si la madre les dirige, le enseña de manera positiva y básica, a solucionar las necesidades del pequeño.

 

Desventaja

 

Para la madre:

No veo las desventajas para las madres que deciden dedicar sus vidas a la crianza de sus hijos, es una elección muy importante y permite a la madre criar a los niños de manera más relajada.

 

Para una madre que tiene otros objetivos, de trabajo, por ejemplo, será más difícil.

Perderá la libertad a la que ya se había acostumbrado y deberá volver a empezar de nuevo con la crianza.

 

Puede ser, sin embargo, una solución positiva también para una mamá trabajadora, si enfrenta la maternidad de manera positiva y decide postergar sus otros proyectos.

 

 

Tratar a nuestros hijos por igual a edades tan diferentes nos puede parecer difícil.

 

No debemos caer en el error de tratar al mayor como a un bebé, es decir, controlando todos sus actos, él es mayor y ya tiene su independencia.

Tampoco deberíamos obligarlo a ser adulto, obligarlo a cuidar del pequeño; intentaremos fomentar la cooperación pero sin presionar.

 

Ventajas para el hermano mayor :

 

La relación entre hermanos es bastante diferente.

El hermano mayor siente de manera natural las ganas de cuidar del pequeño.

La relación que se instaura es,entonces, la mayoría de las veces la de cuidador-cuidado más que la hermanos-iguales de los casos anteriores.

 

El hermano mayor se ve de repente muy mayor respeto al pequeño y es portado a asumir roles de adulto.

 

El pequeño encontrará en el hermano mayor una persona que cuida de él, como otra mamá.

 

Esto naturalmente influirá en su vida futura.

 

Si fomentamos esta relación natural con comentarios positivo, sin presionar sino explicando de manera simple podremos criar unos hijos felices.

Si tratamos a nuestros hijos según sus fases de desarrollo sin olvidar las diferentes necesidades de cada uno podremos crecer unos hermanos unidos.

 

 

Recapitulando nuestros tres artículos sobre los hermano mayores nos daremos cuenta que una actitud positiva de la madre es esencial en cualquiera de los casos propuestos.

Una madre que cría sus hijos según la fase de desarrollo de cada uno y está presente dando cariño y atenciones a ambos, seguramente criará unos hijos felices.

Unos hijos que, en un futuro, será hermanos que se respetan y que se aman.

 

Recuerdo una vez la madre debe tener con todos sus hijos una actitud cooperativa y no comparativa; los celos son muchas veces un reflejo de nuestras actitudes, conscientes o inconscientes.

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies