Invertir, invertir, invertir

invertir en tu trabajo en la web

Venimos hablando de tus sentimientos e inquietudes respecto a tu emprendimiento online desde hace unas semanas, pero amiga, hay que pasar a la acción.

Si no lo haces ya estás perdiendo el tiempo y, además doblemente.

 

Pierdes un tiempo precioso en soñar despierta y elucubrar sobre un futuro mejor para ti en vez de materializarlo, y pierdes el tiempo porque mientras tú sueñas otros ocupan tu nicho de mercado.

 

Así que no pienses más y actúa.

 

Y para ello tienes que estar dispuesta, en primer lugar, a trabajar mucho, trabajar infructuosamente al principio, con muchas horas frente al ordenador, y mucho aprendizaje. Va a ser duro pero muy satisfactorio, porque verás nacer esa criaturita que es tu negocio en internet, y pronto verás sus primeros pasos para luego empezar a caminar más deprisa y finalmente correr. Esa es tu primera inversión.

 

En segundo lugar has de estar dispuesta a invertir económicamente. No te engañes, trabajar en internet no es la panacea y no sale gratis. No existen negocio alguno sin inversión; ni online, ni en la calle. Sí es cierto que los costes de un proyecto online pueden reducirse mucho comparativamente con los de un negocio físico. Y como en lo físico, puedes empezar modestamente o a lo grande, todo depende de ti, pero tienes que tener preparado un remanente para empezar.

 

Lo mínimo es dominio y hosting cierto, pero depende de tu negocio, puede que no sólo tengas que disponer de herramientas y plataformas gratuitas.

 

 

Además diferenciarte tiene un precio.

 

Yo te recomiendo que inviertas también en una plantilla profesional WordPress si es para blogging, o un buen diseño web o tienda online si es necesario para tu negocio.

 

Necesitarás también diseño gráfico (un logo o, una cabecera), y si no quieres al principio, sí en algún momento cuando tu volumen de usuarios o suscriptores crezca, necesitarás un autorrespondedor fiable para tu email marketing, puede que tengas que contratar una plataforma de webinars si vas a impartir cursos o si te interesa llegar a tu público mediante videoconferencias.

 

La lista sigue (bancos de imágenes, o fotografía profesional para tus productos, más grafismos, quizás algún software especial, incluso algún tipo de formación…) porque a cada paso que tu negocio dé hacia adelante exitosamente, más reinversión te demandará. Eso será muy buena señal  🙂

 

Y vamos con el tercer campo de inversión: tu generosidad.

 

 

¿Crees que vas a poder prosperar sola y sin apoyos?

 

 

Afortunadamente no lo vas a estar.

Si eres mamá emprendedora en internet pronto encontrarás un círculo o comunidad que te sea afín.

Destierra la palabra competencia de tu diccionario y alberga la de colaboración.

Sé generosa y aporta valor a tu comunidad.

Pronto se producirá una retroalimentación que será beneficiosa para todas y que también te ayudará a crecer a ti y a tu negocio.

 

Así que pasa a la acción y no olvides… ¡INVERTIR, INVERTIR, INVERTIR!

 

Raquel Mestre

Raquel Mestres de MamásBlogsyNegocios

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies