La causa no es el niño : NUNCA

A veces la crianza se nos hace muy cuesta arriba, ya cuando nuestros hijos son bebé por determinadas causas, ya cuando son más grande … por otras causas.

En todo caso … no es fácil ser madres positivas y amorosas tooooodo el rato por años, hay días en que explotamos y nos enfadamos y la peor parte se la llevan nuestros hijos.

Porque han pintado la pared, porque han pegado a su hermano, porque no duermen o no comen, porque contestan mal …

 

Mil motivos, mil causas de enfado en nuestro día a día.

Pero si nos paramos a pensar la causa NO ES EL NIÑO: NUNCA. 

la causa no es el niño

Cuando nos enfadamos, tenemos que analizar que hay DETRÁS DE ESTE ENFADO.

 

La causas reales pueden ser:

– el cansancio

– la relación de pareja

– la relación con padres y/o suegros

– los problemas económicos

– la falta de tiempo para nosotras

– y mil causas más que NO son el niño.

 

Entonces, si demasiadas veces explotas con tus hijos, si te enfadas, no hace falta que les grites o les castigues, igualmente puedes enfadarte y hablarle de forma irrespetuosa, pregúntate

– QUÉ estabas pensando antes de explotar

– cuál es el problema que te aqueja esta semana

– cómo has pasado tu día

– si has dormido suficiente

– si puedes hablar de forma honesta con tu pareja

– cuánto te influye la relación con tus padres y/o tus suegros

– cómo solucionar problemas económicos y/o de trabajo.

 

Analízate y deja de enfadarte con tu hijo, él no es la causa : NUNCA. 

 

 

 

 

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies