Mamá: ¡me aburro!

¿Qué haces cuando oyes la frase: “¡Mamá, me aburro!“?

Quizá te pones a pensar “pero con la cantidad de juguetes que tiene, es que no sabe jugar con nada / no sabe jugar solo”.

Sabes que eso que acabas de pensar ni es cierto. Porque muchas otras veces que ha jugado él sólo con sus juguetes. Es una forma de decirte que quiere jugar contigo porque te echa de menos y a lo que juguéis es lo de menos.

Aprovecha estos instantes para proponerle:

que te ayude en el la cocina, seguro que ya has oído antes los beneficios que tiene en el aprendizaje de matemáticas con el cálculo de medidas, pesos, porcentajes, etc. ; en la comprensión lectora; en la psicomotricidad fina cuando envolvéis croquetas; en el trasvase de elementos con cuchara o pinzas; y en la creatividad. Si quieres más ideas te recomiendo este artículo para jugar con las matemáticas, la lectoescritura y conocer la pirámide de los alimentos.

 

que te ayude a poner la lavadora y clasifique la ropa. Si es pequeño os fijáis en el color para hacer una colada de blanco y otra de color. Si ya sabe leer pues aprovechar para leer las etiquetas y que clasifique según el tipo de tela

que te ayude a tender la ropa, ¡les encanta las pinzas! (hacen fuerza con los dedos)

que te ayude a doblar la ropa (psicomotricidad fina), a emparejar calcetines (comparación de elementos)

que te ayude a fregar los cacharros sucios para mejorar la coordinación (a mi hijo de 4 años le entusiasma)

Y si te pasa como a mí que tienes un hijo (en mi caso es mi hija de 7 años) que te pone mala cara cuando le propones algo de esto puedes pasar al plan B.

Normalmente le gusta alguna actividad plástica como dibujar, jugar con plastilina, estampar, recortar…

Yo le propongo una de estas actividades pero con un propósito específico para que le apetezca hacerla. Por ejemplo:

– le gustan mucho los muñecos que parecen recién nacidos así que le pregunto si ya ha anotado en su diario qué tal han comido los bebés (practicamos la lectoescritura y la ortografía) y lo hace cerca de mí

– si tenemos un cumpleaños cerca le propongo que dibuje una felicitación y la decore; también sirve dibujar una nota para alguien que ha estado enfermo, para que le anime

– otras veces le propongo pintar con pintura de dedos y le pregunto qué puede utilizar en vez de un pincel (los dedos, bastoncillos de algodón, rollos de papel higiénico, etc.). Le digo que quiero que me sorprenda.

A mí me funciona esta estrategia.

Quieren jugar y pasar tiempo conmigo; o hacer algo especial y yo sé que tienen mucha creatividad pero no saben por dónde empezar a expresarla.

¿A ti que te funciona?

Diana LopezSoy Diana López Merinero, madre de dos niños y emprendedora.

Investigo sobre las distintas formas de aprender de cada persona y aplico este conocimiento al área de la educación. Ayudo a las familias que quieren mejorar el rendimiento de sus hijos en el colegio, proporcionando pautas y herramientas para conseguirlo, respetando siempre las características individuales del niño, su desarrollo cognitivo y su ritmo de aprendizaje.

Diana López Merinero (http://actividadesmultisensoriales.com)

================

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies