Mentes abiertas versus mentes estrechas

 

mentes abiertas versus mentes estrechas

Recuerdo hace unos años una de mis primeras incursiones en el mundo de los negocios online.

Ocurrió en la celebración de un foro universitario, en el que la mayoría de los asistentes eran estudiantes, con sus mentes programadas para proyectar su vida profesional y por tanto también la personal, en la típica forma preestablecida.

La mayoría de ellos estaban allí sólo para conseguir créditos para su expediente universitario.

La mayoría, por cierto, eran chicas jóvenes.

Se sentaban en las últimas filas del anfiteatro y aprovechaban el wifi para ver vídeos musicales o descargar películas. Ignoraban a los ponentes, mientras que las primeras filas (ya que el foro era de acceso libre y gratuito) estaban ocupadas por hombres y mujeres en pleno proceso de reinvención en nuestra madurez, que absorbíamos entusiasmados toneladas de información que cada día, durante más de una semana, vinieron a compartir personas que ya habían pasado por la metamorfosis transformadora de empleado en el mercado de trabajo tradicional a emprendedor en la red, o que, directamente, ya habían nacido como tal.

 

Nos contaron sus éxitos y también sus tropiezos, y que a pesar de lo duro del camino, por la independencia y autosuficiencia que emprender en la red supone, el esfuerzo merecía mucho la pena.

 

Era una ocasión única, y yo lo veía como un regalo mágico y lleno de sabiduría para aquella juventud que lo estaba desperdiciando sin ser conscientes.

Me lamentaba pensando en esas chicas sentadas en las últimas filas, a las que (como a muchas de nosotras) les venden el cuento de “crece, estudia, trabaja, progresa, asciende, y ya formarás tu familia cuando puedas, y te encargarás de ella como puedas, mientras sigues produciendo, si te dejamos y hasta que te dejemos”.

 

Afortunadamente muchas hemos vivido la maternidad de una forma reveladora

 

Sabemos lo que queremos: y eso es criar a nuestros hijos a su lado… ¡no queremos delegar esa función!

Pero también queremos crecer y progresar profesionalmente, y aportar económicamente…

 

No, no es un imposible.

 

Ya sabes por qué el sistema nos educa con la con las mentes estrechas, por qué no se nos educa para proyectarnos profesionalmente con autonomía, para aprovechar los recursos de la vida moderna, que paradójicamente pueden servir para que los individuos tengamos una vida mucho menos complicada, más sencilla y natural, y seamos más felices estando más disponibles para la vida familiar, sobre todo en nuestro caso, las mujeres, principales responsables en la crianza de las generaciones futuras.

Eso no interesa.

Ni la libertad, ni la diferencia, ni la independencia, ni el librepensamiento.

No interesa que veamos ejemplos de caminos vitales y profesionales alternativos, casos de éxito de modos de vida diferentes.

Nadie te hablará en la escuela ni en la universidad de eso, y seguramente generación tras generación seguirán saliendo de allí para buscar un empleo en una compañía o ser funcionario.

Sí, ese es aún hoy el deseo de muchos jóvenes universitarios, a los que se forma muy bien técnicamente pero con un esquema retrógrado.

 

Tú, que lees esto, seguramente mujer y madre, buscas lo mejor para ti y tu familia.

 

Sabes que puedes trabajar desde casa.

Los ejemplos de mamás que trabajan con éxito en la red te lo corroboran.

Hay muchas opciones diferentes de negocio, incluso ¿por qué no? puedes probar varias a la vez…

Ojo avizor, porque la oportunidad puede presentarse en forma de un curso para mamás que emprenden, una charla motivadora, un taller, una comunidad o membresía, un ebook que alguien te recomiende…

 

Estate atenta ¡y abre tu mente!

Y sobre todo, no tengas miedo de empezar.

 

 

Raquel Mestre

 Raquel Mestres de MamásBlogsyNegocios 

Comments

  1. Haz descrito una palabra clave, la maternidad es reveladora!! y mediante esa inspiración que nos da podemos ingeniar un estilo de vida que concilie el ser madre y trabajar en lo que nos llene, pero sobretodo ejemplos como el tuyo que ayudan a otras mamis son de gran ayuda y apoyo para decidirse y seguir en este camino que es emprender desde casa, es bueno saber que no estamos solas contra el mundo, si no que este ámbito esta lleno de cooperación y personas auténticas apoyando y animando :).

    • Gracias Andrea, completamente de acuerdo contigo 🙂
      El lado cooperativo que encontramos en los negocios en la red es algo que nos viene de la maternidad, de haber aprendido a dar amor incondicional, a apreciar las personas por lo que son, a animar sin presionar …
      Realmente es lo que más me gusta de mi trabajo
      Un abrazo grande

Responder a Andrea Cancelar respuesta

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies