¿Qué clase de inglés quiere que aprendan nuestros hijos?

Lo bueno de aprender inglés en el hogar es su flexibilidad.

Un aspecto de todo ello es la opción de poder orientarnos, con el tiempo y a medida de que conozcamos más los intereses de nuestros pequeños, sobre qué clase de inglés vamos a querer para nuestros hijos.

Y dentro de esto, para cada hijo en particular.

A pesar de que la lengua sea una, las direcciones que tome el aprendizaje pueden ser totalmente diferentes.

No es lo mismo lo que sabe un médico de Inglés, de lo que sabe un abogado.

Tampoco es lo mismo lo que sabe de Inglés una familia viajera que lo que sabe un ingeniero mecánico.

Lo importante es definir, a largo plazo, cuál va a ser el uso que nuestros hijos (y nosotros) queremos del Inglés.

Porque teniendo un objetivo claro podemos arrancar y empezar de ahí.

Por ejemplo, si nuestros hijos son homeschoolers y nosotros somos una familia emprendedora que le encanta viajar por el mundo. Lo mejor es empezar a aprender los contenidos de inglés inmersos en el mundo en el que nos vamos a mover: el mundo de los aeropuertos, de las estaciones de trenes, de las preguntas a atención a turistas, de los hoteles y museos, de las preguntas a lugareños por direcciones, etc.

En fin, lo que necesitamos es un Inglés para turistas.

Si ya empezamos a aprender un idioma utilizando como referencia el entorno en el que nos queremos mover y aprendiendo el lenguaje específico que lo abarca, nuestra tarea de aprender, además de ser más fácil, será más entretenida y lo que es mejor aún tiene un objetivo y un propósito claros.

Poniendo otro ejemplo, si nuestro hijo quiere ser mecánico es importante que el Inglés que aprenda esté enmarcado en el contexto que sea más beneficioso para él y lo que sería un Inglés para turistas pase a un segundo o tercer plano, pero un Inglés que le permita entender manuales técnicos de armado y desarmado de motores y máquinas complejas sea primordial.

Por supuesto que hasta que tengamos en claro cuál es el camino que nuestros hijos quieran tomar podemos aprender un montón de actividades súper divertidas que hagamos en familia: escuchando canciones, viendo películas y videos, jugando con las palabras, etc, pero el tener una idea clara de cuáles son los objetivos a futuro de nuestros hijos y sus aspiraciones nos van a ayudar mucho a darle una orientación firme y útil en el aprendizaje de un idioma.

 

Leila GodinoAutora:

Mi nombre es Leila Godino y tengo un hijo de dos años de edad llamado Dante.

Mi hijo nació el último año de mi carrera de profesorado en inglés, derribando todos los paradigmas que tenía sobre crianza y aprendizaje.

Con  www.inglesenelhogar.com quiero ayudar a aminar y ayudar a otros padres para que puedan enseñarles inglés a sus hijos o que se animen a aprender junto a ellos.

Trackbacks

  1. […] artículo se publicó en “Madres Naturales”, si quieres leerlo en ese sitio, sigue este link, o puedes seguir […]

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies