Soy peor madre si …¿no me cuidé en el embarazo?

Cuando estamos embarazadas debemos cuidárnos, esto los saben todas las mamás.

Pero a veces hay circunstancias que nos llevan a descuidar de nosotras mismas, de nuestro cuerpo y por tanto de nuestro pequeño.

 Si pasa un día, que nos cansamos mucho, por ejemplo, no pasa nada pero hay malas costumbres en el embarazo que se puede convertir en hábitos y ser inadecuadas para el bebé.

 

Todas conocemos los efectos del tabaco en el embarazo : enfermedades de las vías respiratorias, alergías y asma … O del alcohol …

 

Demasiado estrès en el embarazo puede provocar déficit de atención por hiperactividad, dislexia y ansiedad en el niño.

 

Y estrés no es sólo trabajar todos los días 12 horas, no es sólo pelear con la familia o la pareja.

 

También existe un estrés mental que podemos crearnos nosotras solas, sin influencias externas, y que nos lleva a estar nerviosas por nada en concreto … o sí, claro, por algo: a estar nerviosas por este niño que está por llegar.

 

A veces es una ansiedad sana, feliz, pero muchas veces se convierte en verdadero estrés de rechazo al bebé.

 

He conocido, hace ya unos años, un caso extremo de una mamá que no aceptaba su embarazo, no quería a ese niño y entonces no se cuidaba, vivía exactamente igual que antes de quedarse embarazada, con su estrés y con sus problemas físicos y psicológicos.

 

Recuerdo que llamaba a su bebé durante el embarazo“este ser”… me tocó mucho …

Y recuerdo también que su bebé nació más pequeño de peso …

 

Pero desde que vio su pequeño descubrió dentro de si misma el instinto maternal y se dedicó a cuidarle con amor, llegando a ser una madre muy muy entregada a las necesidades de su hijo.

 

También sintió sentimientos de culpabilidad por no haberse cuidado en el embarazo.

 

Superó estos malos sentimientos porque su bebé ya estaba allí, ella por fin había descubierto de amar a ese pequeño y decidido dedicarse a él.

 

Mi amiga llegó a ser una muy buena madre.

 

Si tú no te cuidaste en el embarazo, si ves en tu hijo las huellas de los errores que hiciste cuando estaba en tu vientre, no te culpabilices, busca dentro de ti misma el sentimiento de cariño que sientes por él, pídele perdón por tus errores y sigue con una vida feliz al lado de tu hijo.

 

Todas cometemos errores, la verdadera fuerza está en cambiar para aceptar y solucionar los errores pasados.

  

 

Analizamos este y otros temas más en profundidad en el Grupo DepurAlma DepurVida

 

 

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies