Una simple sensación que NINGÚN hombre podrá entender

#sólouncasodeviolenciadegenero

Cuando hablamos de violencia de genero, hablamos TOD@S, mujeres y hombres estamos unidos en las manifestaciones y en cambiar esta sociedad aún fundamentalmente machista que nos hace daño a AMBOS géneros.

Tod@s entendemos la NECESIDAD de este cambio por una mejor sociedad, presente y futura, por nuestras madres, por nuestras hijas, por los niños que ven … que son testigos y sufren y aprenden …

Hablamos de datos, de casos, de juicios … y junt@s  unimos nuestra indignación para CAMBIAR este mundo.

Pero si hablamos de determinadas  SENSACIONES … allí somos diferentes, hombres y mujeres.

Ambos compartimos  indignación, ganas de cambiar la sociedad, fuerza para unir nuestras voces, medios para ayudar y preservar las mujeres … pero hay una simple sensación que NINGÚN hombre podrá NUNCA entender : la IMPOTENCIA frente a la violencia de genero. 

La impotencia frente a un hombre mucho más grande que tú, que marca sus músculos mientras tus brazos son tan finos, que te supera en altura 20 cm y en peso 30 kg, que grita más fuerte que tú y que se piensa que su achuchón no hace daño … o lo mismo lo sabe y lo hace adrede …

Ese mismo hombre que calla si otro más grande está a su lado, que calibra la fuerza del otro antes de faltarnos al respeto delante de un hombre pero si nos ve solas … nadie nos salva de sus caricias duras y de sus salidas de tono.

Y las mujeres sentimos IMPOTENCIA, impotencia porque leemos en esos ojos – hago contigo lo que quiero– y sabemos, SABEMOS que si quieren lo harán, podrán hacerlo porque tienen la FUERZA … y nosotras no podremos  pararles.

Impotencia que se instala en nosotras mismas, lo mismo desde pequeñas, impotencia que nos impide levantar la voz cuando nos tocan en el autobus o en la barra de un bar, impotencia frente a ese hombre, nuestro padre,  nuestro novio, nuestro marido, el padre de nuestros hijos, que hoy se ha puesto nervioso y …

Impotencia … eso que sienten las mujeres y que ningún hombre podrá llegar a entender del todo porque aunque no queramos, aún, por una parte de la sociedad, esperamos que CADA DÍA más pequeña, seguimos siendo personas de segunda categoría … sólo una mujer … #sólouncasodeviolenciadegenero.

Comments

  1. Yolanda says:

    Es más que impotencia, es rabia, temor, caos, descontrol, es no saber por qué permites que eso ocurra, por qué no derrumbas a esa persona que en el fondo es un débil, con baja autoestima que sólo busca sentirse bien siendo superior a otro, que coge algo tan bonito como el amor y lo transforma en odio, miedo,ira, incomprensión, estrés, nerviosismo, locura.
    No me valen las historias de vida, todos podemos elegir, no me valen las excusas, es abuso.
    Es muy real la presión a la que someten a las mujeres desde pequeñas para doblegarnos, ser sufridoras y sirvientas, educadas, tranquilas, sumisas y si te rebelas, te lo van recordando a lo largo de los años con palabras, actos, pisando tus ilusiones y ganas de vivir, hasta que dejan a una mujer agotada y débil.
    Lo mejor, que se sale, se resurge, el ave Fénix hace acto de presencia y salimos renovadas y mejores.

    Un saludo.

    • Gracias por tu comentario Yolanda, tienes perfectamente razón … la solución está en nuestra educación. Un abrazo grande

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies