Unas reflexiones sobre los médicos

Hoy llevé mi hija a urgencia, no puedo aún hablarte del porqué ya que habría mucho que decir y no me siento suficientemente relajada para explicarlo con calma (la cosa me ha puesto muy nerviosa).

 Pero en la sala de urgencia me fijé en dos escena que llamaron mi atención.

 

En un box había un niño que necesitaba sutura en un corte, ahora ya no dan puntos a los niños sino una crema especial.

El médico entró en el box y explicó al niño que no ida a hacerle daño, el niño, claramente, se puso a llorar, a lo que la madre en lugar de consolárle, de explicarle que el médico tenía razón, de apoyarle, le dice “ si lloras, me voy”.

 

El niño se puso entonces a llorar como un histérico y fueron necesarias dos enfermeras para tenerle parado y curarle.

 

Además, aún la madre le regañó al salir de la sala …..

 

 

La segunda escena fue la de una niña de dos años que se puso a llorar con sólo ver la báscula.

Me pregunto que relación tiene esa niña con su pediatra para tener semejante reacción.

 

 

Mis hijos tampoco tienen una buena relación con la pediatra …. y yo tampoco.

 

Más allá de los roces personales y de las diferentes ideas de crianza, pienso que tampoco el actual sistema sanitario ayuda a mejorar las relaciones entre las familias y el pediatra ya que en mi centro sanitario la pediatra sólo está presente 2 horas a la semana.

 

¿Cómo puede un doctor que ve mis hijos como mucho 3 veces al año entender como son ellos en realidad ?

 

¿Y tú, que relación tiene con tu pediatra? ¿Tiene tiempo de seguir realmente tu hijo?

 

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies