Yo le metía una bofetada

le metía una bofetadaAsí empezó la queja de una vecina el otro día, hablando de una niña de 11 años del vecindario.

Entre las actitudes negativas de la niña, las que le haría ganar una bofetada, están:

– una falta de respeto extrema hacia los adultos, especialmente hacia su madre

– el hecho de comer de manera compulsiva comida basura (es capaz de tragarse de una sentada 6, y digo 6 planes de chocolate)

– el hecho de no comer casi comida de verdad (a excepción de pasta medio cruda y fría y embutidos)

– mentir constantemente sobre lo que hace

– molestar, mandar, hacer llorar y incluso pegar niños más pequeños que ella

… y la lista sigue…

 

Entonces yo pregunto

¿ y la madre? 

La respuesta : la madre no puede más con ella, consigue algo de respeto sólo con promesas de móvil, ordenador, ipad, vestidos y zapatos nuevos…

Estresada por esta situación ha dejado la niña a los cuidado de una niñera y se ha encontrado un trabajo justo en las horas en que la niña está en casa del cole.

 

Analizando  más descubro que la niña no tiene ni un SOLO juguete o libro de niños en casa, el motivo, a dicha de la vecina, es que rompe todo.

Se pasa el día viendo las telenovelas que siempre ha visto mirar a su madre.

Se encierra en la habitación de la madre para vestirse y pintarse de ella.

 

Mi propria conclusión es que la niña tiene una EXTREMA FALTA DE MAMÁ.

 

De una mamá que la acune, que la escuche, que la atienda y sí, también que le ponga límites positivos (que NO son prometerle un ipad si se porta “bien”)

 

Pero la madre le ha declarado la GUERRA.

La madre no puede con ella

La madre NO ESTÁ 

 

Sí, yo le metía una bofetada pero NO a la niña.

Yo metía a esa madre una BOFETADA MORAL para hacerle entender que tiene unas RESPONSABILIDADES como madre.

Ser madre no es un trabajo que podemos dejar el día en que nos aburre, es decir, cuando los niños dejan de ser bebés para convertirse en personas.

 

El trabajo de una madre es un trabajo CONSTANTE y sí también DURO y AGOBIANTE.

Pero un trabajo que estamos LLAMADAS a hacer, aunque sea a bofetadas morales, por el bien de nuestros hijos.

 

Deja Tu Comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies